Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

CGT Concordia en defensa de los jubilados

Los hombres y mujeres que han aportado al sistema de salud durante toda su vida laboral, viven y sufren con indignación e impotencia como su salud se deteriora por el paso del tiempo y la desidia del estado.

El Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados PAMI es la obra social más grande de Latinoamérica y cumple desde hace ya larga data un servicio precario e ineficiente.

La cápita (modelo de retribución a los prestadores) está probado que contiene serias anomalías que perjudican a los afiliados que requieren en esta etapa de sus vidas esmerada atención, cuidados intensos y tratamientos crónicos y complejos.

Los prestadores aducen que el monto de la cápita es totalmente insuficiente para cumplir con una debida y correcta atención médico asistencial y esta situación impacta directamente en las condiciones de vida y de salud en los jubilados que, luego de décadas de aportes ven deteriorarse su cobertura sanitaria.

Los descalabros de la política económica de distintos ciclos gubernamentales con el alto costo de los insumos y equipamientos y gastos de operatividad dolarizados han puesto al sistema de salud en un riesgo preocupante.

Prestadores y prestatarios han sido conducidos hacia un laberinto en el que no se avizora una salida.

En 2019 han cerrado cerca de cien Clínicas y Sanatorios en el país lo que significa trabajadores y profesionales de la salud, técnicos, médicos y enfermeras altamente preparados en al calle.

El PAMI es de los jubilados por lo tanto los mismos deben administrarlo. Los asiste la razón y el derecho porque ellos son sus verdaderos dueños.

El 70% de la salud en la República Argentina es atendida por el sector privado (Mutuales, Cooperativas, Pre-pagas, Obras Sociales Sindicales, Fundaciones), el 30% le corresponde al estado. Es hora que el Estado actúe con rectitud y eficiencia con políticas de excelencia en bien de la salud de los argentinos especialmente atendiendo a los sectores más vulnerables que son la infancia y la vejez.

¨A la vulnerabilidad natural que caracteriza a esta etapa, se agrega un deterioro de derechos elementales de acceso a la salud y a un ingreso decente. Los adultos mayores pertenecen a un segmento de la población olvidados por las políticas públicas y segregado por sus propias comunidades. El despojo económico y social a que son sometidos probablemente proviene de una corriente mucho más profunda, que es el despojo radical de su valor simbólico y social¨.

Consejo Ejecutivo CGT | Regional Concordia

Deja un Comentario