Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Alberto Fernández: «Hay medios que necesitan profundizar eso que llaman grieta»

«Hay una enorme necesidad en Argentina de mostrar discrepancias. De hacer aparecer que en algún punto nos estábamos peleando también con la Iglesia. Y la verdad es que los únicos que pelean son los que publican esos títulos», aseguró el Presidente cuando le leyeron las tapas de varios diarios argentinos.

«No logro entender por qué tanta vocación de confundir las cosas». La frase pertenece a Alberto Fernández y surgió como respuesta a un periodista que le leyó las tapas de los diarios La Nación y Clarín, donde aparece el tema del aborto como uno de los principales que se trataron en los sucesivos encuentros que tuvo el Presidente en el Vaticano.

Alberto Fernández aclaró que «no hubo ninguna discordancia con el Papa» en el marco de la charla que mantuvieron, y ratificó que con Francisco «el tema del aborto no se abordó». El Presidente indicó que con el Papa hablaron «de los problemas que nos preocupan como argentinos y en los que él puede ayudarnos», y que en una reunión posterior que mantuvo con el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin «hizo una mención al pasar» y luego siguieron «hablando de otras cosas».

En su primer encuentro con los medios después del diálogo con el Papa, el Presidente contó que el tema del aborto no había formado parte de esa charla. Pero que su posición sobre el tema era conocida: “Mi intención no es abrir una brecha sino darle a la mujer que quiera abortar la posibilidad de que lo haga legalmente, y también ayudar a las que quieran tener a sus hijos”. A posteriori, el Vaticano dio a conocer un comunicado que informaba de los temas tratados en general, sin aclarar en cuál de las diferentes reuniones había sucedido.

EL PRIMER COMUNICADO DEL VATICANO

«Esta mañana (por el viernes), en el Palacio Apostólico Vaticano, el Santo Padre ha recibido en audiencia al Presidente de la República Argentina, Excmo. Sr. Alberto Fernández, quien sucesivamente se encontró con Su Eminencia el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, acompañado por el Reverendísimo Mons. Mirosław Wachowski, Subsecretario para las Relaciones con los Estados. Durante las cordiales conversaciones (…) se examinó la situación del país, con especial referencia a algunos problemas como la crisis económico-financiera, la lucha contra la pobreza, la corrupción y el narcotráfico, la promoción social y la protección de la vida desde su concepción», fue el texto distribuido.

En base a esas expresiones, algunos medios comenzaron a afirmar en Buenos Aires que Alberto Fernández había omitido citar al aborto como uno de los temas conversados con Bergoglio. «Si hay algo que no hago es mentir», puntualizó con cierto enojo el Presidente en su comunicación con Radio 10. «En el diálogo con el Papa el tema ni siquiera se rozó. Y Parolin solo lo dijo al pasar, refrendando la conocida posición de la Iglesia. Lo escuché y seguimos hablando de otras cosas», aclaró.

«Todos saben cuál es mi posición, que no es en contra de la Iglesia. Considero que es un tema de salud pública. Sin embargo, hay una enorme necesidad en Argentina de mostrar discrepancias. De hacer aparecer que en algún punto nos estábamos peleando también con la Iglesia. Y la verdad es que los únicos que pelean son ellos, los que publican esos títulos. Pero además, cuando las notas empezaron a aparecer en Argentina, el Vaticano sacó un segundo comunicado que aclaraba todo», completó Fernández.

EL SEGUNDO COMUNICADO DEL VATICANO

«En respuesta a las preguntas de algunos periodistas, el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, ha declarado lo siguiente: ‘No todos los temas citados en el Comunicado de Prensa sobre la Audiencia con el Presidente de la República Argentina han sido afrontados en todas las conversaciones: algunos han sido examinados en el curso del encuentro con la Secretaría de Estado, otros en el marco del encuentro con el Santo Padre'».

Entre el primero y el segundo comunicado medió un intercambio vía correo electrónico entre el Presidente y el Papa, donde se pusieron de acuerdo en disolver las confusiones. Aún así, los principales medios periodísticos de la Argentina mantuvieron el enfoque elegido para su cobertura.

«No entiendo por qué se esfuerzan en hacer aparecer un conflicto donde no existe», cuestionó Fernández. «La única explicación que hay es que muchos necesitan que la discrepancia impere sobre Argentina. Profundizar eso que llaman grieta», concluyó.

Deja un Comentario