Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Asesinato en Villa Gesell: Dos de los rugbiers fueron acusados como coautores del crimen

La fiscal que investiga el crimen de Fernando Báez Sosa imputó a Máximo Thomsen y Ciro Pertossi como coautores del homicidio, al tiempo que aguarda el resultado de peritajes que determinarán si el último de los detenidos estuvo en la localidad balnearia al momento del asesinato. Ventura fue liberado.

Fuentes judiciales informaron que Verónica Zamboni, titular de Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 gesellina, acusó a Thomsen (20) y Pertossi (19) de «homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas», delito que prevé la pena de prisión perpetua; mientras que a los otros imputados los consideró «partícipes necesarios».

Los once acusados, diez de ellos rugbiers del club Náutico Arsenal Zárate, permanecían esta tarde alojados en dependencias policiales, aunque la Justicia de Garantías ya solicitó su traslado a una unidad carcelaria, dijeron los informantes.

Cinco de ellos están alojados en la Comisaría 2da de Villa Gesell, otros cinco en la Comisaría 1ra de Pinamar, y Pablo Ventura (21), el último detenido en Zárate, se encontraba en la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) gesellina.

Respecto de Ventura, el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, aseguró que aún no fue incorporado a la causa el video que lo muestra en un restorán de Zárate en la noche previa al asesinato, con el cual la defensa intenta demostrar que no estaba en la ciudad balnearia cuando se produjo el hecho.

«El video no está incorporado a la causa», dijo Escoda y agregó que la fiscal Zamboni ya solicitó la filmación al local gastronómico, donde explicaron que «la persona que tiene la clave» para acceder a las imágenes está de viaje en Brasil «y no lo pueden aportar».

«La familia lo habrá conseguido, pero en la investigación no está», señaló el fiscal general.

En ese sentido, el defensor de Ventura, Jorge Santoro, aseguró que el video «va a ser aportado mañana (por hoy) a la causa» en un pendrive.

Para el letrado, esas imágenes son «una prueba evidente» de que el último detenido por el hecho no participó en el ataque a golpes que terminó con el homicidio de Báez a la salida del boliche Le Brique, sino que estaba en Zárate con su familia y, luego, con amigos.

En tanto, Escoda señaló que Ventura, el único imputado que prestó declaración indagatoria, «dio una versión de los hechos, pero hay que esperar el resultado de las ruedas de reconocimiento, para luego resolver su situación procesal». No obstante, horas después se supo que fue liberado.

Y también detalló que «hay una filmación de un vehículo del lugar hasta Zárate, que es la ciudad en donde se lo detuvo al chico», y que se trata de «un auto, pero no tenemos el dominio, es un vehículo igual que va de la costa hasta Zárate».

Además, el fiscal indicó que la rueda de reconocimiento solicitada por Zamboni se realizará entre hoy y el viernes, para determinar cuántos de los 11 detenidos intervinieron en el ataque.

A su vez, confirmó que tras la extracción de muestras de sangre realizada a todos los acusados se las «está mandando a analizar» a La Plata «para cotejo de ADN de las prendas incautadas a los imputados y muestras de la víctima», así como «el calzado secuestrado a los detenidos para pericias escopométricas de la impronta que quedó en la víctima».

En ese sentido, también está pendiente el peritaje del teléfono celular de Ventura, considerado «clave» por su defensa, así como el de los dispositivos de los otros diez acusados.

Por otra parte, esta tarde se conoció que una petición en la plataforma change.org que reclama que se haga justicia por el crimen sumó más de 35.000 firmas en poco más de 24 horas.

Mientras que el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, decretó ayer dos días de duelo luego de un reclamo en ese sentido realizado por vecinos y turistas que anoche se movilizaron hasta la puerta del boliche frente al que se cometió el crimen para repudiar el hecho y pedir justicia.

Por su lado, Luis, un primo de Fernando que viajó desde Paraguay al enterarse de lo ocurrido, recordó ayer a la víctima como «una persona muy alegre y apasionada por el fútbol».

El crimen de Fernando ocurrió el sábado, alrededor de las 4.50, a la salida del boliche «Le Brique», en la avenida 3 y Paseo 102, en pleno centro de Villa Gesell, donde el joven estudiante de Derecho fue atacado a golpes de puño y patadas que le provocaron la muerte.

Además de Thomsen, Ciro Pertossi y Ventura, también fueron detenidos el mismo día Matías Benicelli (20); Ayrton Viollaz (20); Luciano Pertossi (18); Lucas Pertossi (20); Alejo Milanesi (20); Enzo Comelli (19); Juan Pedro Guarino (19) y Blas Cinalli (18).

Excepto Ventura, los diez rugbiers fueron apresados por la Policía en una casa situada a pocas cuadras de la escena del crimen, alquilada.

LOS ACUSADOS

Se trata de Máximiliano Thomsen y Ciro Pertossi quienes enfrentarían una pena máxima de prisión perpetua debido a que el delito fue calificado como agravado por el “concurso premeditado de dos o más personas”.

Máximiliano Thomsen, de 20 años, es hijo de la arquitecta Rosalía Zárate, quien se desempeña como Secretaria de Obras Públicas del municipio de Zárate.

Por su parte, Ciro Pertossi, de 19 años, es hermano de Luciano, otro de los detenidos. También es primo de Lucas Pertossi, quien dos semanas antes del brutal ataque publicó un polémico mensaje en las redes sociales. “Fua no falta nada para irnos a gesel (sic) con los pibes, a romper lo que nos faltó el año pasado”, escribió Lucas Pertossi el 4 de enero.

En Zárate, la madre de los hermanos Pertossi trabaja como docente. Su padre es jefe de la automotriz Toyota. Todos los Pertossi fueron suspendidos por el club este martes. Según revelaron algunos vecinos de la zona, los Pertossi eran conocidos porque solían protagonizar episodios violentos.

“No es la primera vez que llega a nuestro conocimiento, no al club en sí, sino en la sociedad de Zárate, de golpizas entre jóvenes y da la casualidad que algunos de los protagonistas son los que están detenidos”, afirmó Marcelo Urra, el apoderado legal de Náutico Arsenal.

En términos legales, se considera que los partícipes necesarios prestaron ayuda o tuvieron algún tipo de comportamiento sin el cual no se podría haber cometido el delito. Por lo tanto, también a ellos les cabría la misma pena.

En Argentina, según señala el artículo 13 del Código Penal, la persona que fuera condenada a reclusión perpetua, una vez cumplidos los 35 años de condena, puede obtener la libertad por resolución judicial, “previo informe de la dirección del establecimiento e informe de peritos que pronostique en forma individualizada y favorable su reinserción social” con una serie de condiciones. Es decir que, en caso de recibir esa pena, los acusados saldrían en libertad después de los 53 años.

Los diez rugbiers del club Náutico Arsenal Zárate permanecían esta tarde alojados en dependencias policiales, aunque la Justicia de Garantías ya solicitó su traslado a una unidad carcelaria. Pablo Ventura, el último detenido quedaría en libertad en las próximas horas.

Cinco de ellos están alojados en la Comisaría 2da de Villa Gesell, otros cinco en la Comisaría 1ra de Pinamar.

Deja un Comentario