Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Danza de nombres para integrar la Delegacion Argentina ante CTM

Mientras todavía se encuentran en funciones las autoridades designadas por el ex presidente Mauricio Macri en la Delegación Argentina ante la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande con Roberto Niez, como presidente, quien se presentara como candidato a Presidente Municipal de la ciudad de Concordia, se conocieron ayer los nombres de los posibles futuros integrantes del triunvirato que representará Argentina en la binacional Comisión Técnica Mixta de Salto Grande.

En esa danza de nombres que promete convertirse en el culebrón político del verano, los tantos estarían repartidos acorde a las posibilidades y apoyos de cada uno de los candidatos.

Juan Carlos Chagas que estuvo casi siete años en Salto Grande, como delegado, luego vice y posteriormente presidente presentó su Proyecto al presidente Alberto Fernández y esbozó al Ministro Daniel Arroyo, su idea de otorgarle al complejo hidroeléctrico un rol social, además de su rol económico como generador de Energía. En este aspecto cuenta que en el mundo es así, menos en Concordia.

Juan Carlos Chagas, viene reuniéndose con el presidente Fernández desde hace tiempo. Integraría el triunvirato.

Su base de sustentación está en el apoyo de las organizaciones gremiales de la región, en la gran mayoría del Peronismo entrerriano y concordiense. En su debe, no contaría con el visto bueno del gobernador Bordet, pero, una carta a su favor es que Juan Carlos Cresto vería con simpatía su postulación.

El ingeniero Luis Benedetto es el hombre de confianza del gobernador Gustavo Bordet, por eso es Ministro y titular de la CAFESG, jugaría en su contra un episodio que tuvo que ver con un masivo despido de trabajadores ferroviarios y su desconocimiento del mundo Salto Grande pero, lo que no se sabe se aprende y más importante que “saber” es ser confiable para quien deposita su confianza en “su hombre”.

Ingeniero Luis Benedetto, es el hombre del gobernador, quien lo ha elegido para cubrir un cargo de Ministro, otro de presidente de la CAFESG y quiere que sea “su hombre” en la Delegación Argentina ante la CTM de Salto Grande.

Héctor Maya aparece ahora, casi al final, y contaría con el respaldo del Secretario de Energía Sergio Lanziani, pero juega en su contra que en los 90 quería privatizar la represa y no pertenece a la Región de Salto Grande, ya que es de Gualeguaychú. Fue también encumbrado funcionario de la Secretaría de Inteligencia del Estado y en la interna del Peronismo lo señalan como entusiasta de Miguel Pichetto, a la sazón, compañero de fórmula de Mauricio Macri.

Héctor Maya, ex Senador Nacional, ex funcionario de la SIDE y autor de la ley que lleva su nombre. Es de Gualeguaychú y tiene fluida conexión con el Secretario de Energía.

Pero, no olvidan también que Hector Maya, como legislador fue el creador e impulsor de la ley que lleva su nombre, se trata de la Ley “Maya” (N°24954), autoría del ex senador Nacional (que contempla redistribuir el excedente que genera Salto Grande).

Dos actores no precisamente de reparto sobrevuelan esta situación: el ex gobernador y ahora designado embajador en Israel no oculta su simpatía por Chagas, quien defendió a Cristina Kirchner, cuando un sector del peronismo entrerriano pretendió jubilarla. El segundo actor, para nada menos importante es el director de ENOHSA, Enrique Cresto, quien propuso al contador Alvaro Sierra, pero su condición de uruguayo nacionalizado argentino, juega en su contra.

El candidato de Enrique Cresto, Alvaro Sierra, es uruguayo pero nacionalizado argentino.

Como en todo culebrón hay un tapado de la región pero no contaría tampoco con la aprobación del gobernador Bordet, ni del ex intendente Cresto porque no daría con el perfil que se requiere en la diplomacia internacional, el hombre es un revolucionario que intentaría –se dijo en un pequeño círculo- “poner en caja” Salto Grande, producir más energía y avanzar en el cumplimiento de los tratados que dieron vida a la CTM en las cartas reversales de 1946. Tampoco permitiría comisiones ni atenciones, por lo cual quedaría relegado a la cola de los candidatos.

Lo cierto es que se espera que al regreso del presidente de Medio Oriente e Israel, se pueda conocer cuales serán los elegidos de esta danza de nombres de los cuales surgirá la futura conducción de la Delegación Argentina ante la CTM de Salto Grande.

Deja un Comentario