Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

España: Investigan el sistema de succión de una piscina donde murieron ahogados un padre y sus hijos

El padre y su hijo se ahogaron intentando salvar a la hija de 9 años. Fuentes de la investigación han informado de que un empleado de la urbanización también tuvo problemas para salir del agua al acudir a socorrer a esta familia.

El padre y el hijo ahogados esta víspera de Navidad en la piscina de un complejo vacacional de Mijas perdieron la vida intentando salvar la de la hija de 9 años, que tuvo problemas cuando se encontraba jugando con otra niña. Unos hechos que investiga la Guardia Civil y que en las primeras horas se ha centrado en el sistema de depuración.

Los hechos ocurrieron este martes en el ‘resort’ de apartamentos Club La Costa World, ubicado en la carretera de Cádiz, en el zona costera de Mijas.

Emergencias 112 recibió una llamada sobre las 13.30 en la que se alertaba de que había tres personas inconscientes en la piscina del citado complejo residencial. Rápidamente se desplazaron hasta el lugar efectivos del Instituto Armado, de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias y de la Policía Local, que nada pudieron hacer por salvar sus vidas.

Los fallecidos eran un padre de 53 años, un hijo de 16 y una niña de 9, todos miembros de una familia de origen británico -ingleses, según algunas fuentes- que se encontraba de vacaciones en el citado ‘resort’, en el que se hospedaban más familiares que tuvieron que ser asistidos por psicólogos tras presenciar el trágico suceso, manifestaron desde el 112.

Los primeros testimonios recabados por la Guardia Civil describen una dura escena. Fuentes cercanas al caso informaron de que la pequeña de 9 años se encontraba bañándose en la piscina junto a otra menor. En un momento dado, se sintió indispuesta y no podía salir del agua. El padre y su hermano se lanzaron en su auxilio, pero no pudieron rescatarla.

A pesar de que trataron reanimarlos durante un buen rato, finalmente perecieron los tres. La familia tenía previsto permanecer de vacaciones en Mijas del 21 al 28 de diciembre.

INVESTIGACIÓN

¿Pero qué pudo ocurrir para que un adulto de 53 años y un adolescente de 16 no pudiesen sacar del agua a la pequeña y pereciesen en el intento? Aunque el accidente es la principal línea de trabajo que baraja la Guardia Civil, los investigadores tratan de desentrañar los recovecos de este trágico suceso.

Los agentes de la Unidad de Policía Judicial solicitaron la presencia del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), que realizó una revisión minuciosa del sistema de depuración de la piscina para saber si pudo succionar a la pequeña y dificultar su rescate.

Estos especialistas han comprobando los motores de la pileta y si en el fondo de la misma había ropa de alguno de los fallecidos, además de tomar muestras del agua.

Un trabajador que se encontraba por la zona y que se tiró para ayudar en el rescate supuestamente manifestó a la Guardia Civil que tuvo muchas dificultades para salir.

No obstante, fuentes consultadas por EL MUNDO pidieron mucha cautela y explicaron que en las próximas horas se practicarán diligencias con las que arrojar luz a lo sucedido. Una de ellas será la toma de declaración a la madre y otro hijo menor, para, entre otras cosas, determinar cómo de bien sabían nadar los fallecidos.

Un portavoz del Club la Costa World ha manifestado que la compañía está colaborando con la investigación y ha trasladado sus condolencias a la familia, para después agradecer a los servicios de emergencias la «rápida y profesional respuesta» y poner en valor el trabajo del personal del establecimiento que colaboró en este difícil momento.

No es habitual que se produzcan ahogamientos en piscinas a estas alturas del año, pero el buen tiempo que en los últimos días se ha instalado en la Costa del Sol, con un apreciable incremento de las temperaturas, provoca que los turistas, acostumbrados a una climatología más severa, no tengan miedo a darse un chapuzón en diciembre.

Según el Informe Nacional de Ahogamientos elaborado por la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, 414 personas han perdido la vida ahogadas en espacios acuáticos desde el inicio del año hasta el pasado 30 de noviembre.

El 45 por ciento de los óbitos se produjeron en playas, mientras que el 13 por ciento en ríos y el 10 por ciento en piscinas. La inmensa mayoría de las víctimas (78 por ciento) eran españolas; y un porcentaje prácticamente similar (77 por ciento), varones.

Se da la circunstancia de que en el 80 por ciento de los casos, el lugar donde se produjo el ahogamiento mortal no contaba con supervisión o vigilancia; mientras que el tramo horario entre las 10.00 y las 14.00 horas concentró el mayor número de fallecimientos.

Deja un Comentario