Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

La noche mas importante del deporte concordiense

En el Centro de Convenciones se lleva a cabo la 32ª Edición de la Entrega de los Premios San Antonio de Padua, a los mejores de este 2019. El acto cuenta con el inédito Premio Concordia 2019 al más popular, que vota la gente.

Cada fin de año el deporte nos regala una noche realmente estupenda. Y cada una es inolvidablemente distinta, porque tiene sus matices, porque tiene sus historias también diferentes, pero que convergen en un solo lugar, que es en el reconocimiento y el aplauso, distinguiéndose así la grandeza de estos deportistas los que en su mayoría son muy jóvenes, y es muy probable que sigan haciendo cosas importantes, las mismas que quizá los lleven a reencontrarnos el año que viene en el mismo lugar.

Se lleva a cabo hoy la 32ª Edición de la Entrega de Premios San Antonio de Padua. La gran noche que reconoce a todo el deporte de nuestra ciudad, disciplina por disciplina, y que es el reconocimiento más importante que tiene la Ciudad de Concordia, porque esto surgió desde la misma Municipalidad allá por 1988, creándose una ordenanza y un reglamento que son requisitos ineludibles para el premio.

El mismo tiene la seriedad y el formalismo de toda ceremonia que se precie de tal, y por ello, en las charlas previas (como la de anoche) se le pide a los deportistas no menospreciar el premio con la vestimenta, por ejemplo. Sin llegar al Smoking, obvio, tampoco siquiera rozar las ojotas y la bermuda. Una presencia sport ya estará bien, es lo que se les comunica. Y ello habla de la cierta rectitud del premio, la que le da una importancia tremenda y así ha sido todos estos años. Quien se gana un San Antonio sabe que detrás hay respeto, reconocimiento, por qué no admiración y obviamente aplauso, porque es lo que se lleva en forma inmediata el deportista desde arriba del escenario.

El premio hace unos años pasó al Centro de Convenciones, y allí será la ceremonia de hoy desde las 21.30 horas. La cita tuvo varios lugares que fueron emblemáticos, como el Club Ferrocarril, el Teatro Auditorium y el Cine Teatro Odeón. Los 25 años se hicieron en el Gimnasio Capuchinos, en una de las noches de mayor calor que se haya registrado en el historial de la fiesta.

Pero desde que nació este Centro de Convenciones, que fue ideado, creado y realizado al nivel de las grandes ciudades, la organización decidió mudarse allí y realmente fue un acierto. La importancia del premio concuerda perfectamente con las bellas instalaciones del CCC y se la logrado un producto, a nuestro juicio, magnífico porque hay comodidad y el lugar también ayuda a realzar el premio.

También ha habido otras simplificaciones para la organización. Unas 800 a 1000 personas podrán hoy estar sentadas observando esta edición, mirando para el escenario pero también alguna de las pantallas donde se reflejará el acto, con un sonido envolvente que es distinguible desde cualquier sector. Y desde que el premio se hace en el CCC, siempre hubo gente parada en todo el salón, a los costados de quienes están sentados. Y eso habla de la expectativa que genera el premio, de lo que moviliza, a familiares, amigos o conocidos del que está en la nómina.

Son 98 deportistas quienes estarán recibiendo el premio esta noche. Y siete de ellos entrarán en un rubro que es para pocos, o por suerte no tan pocos. Milagros Stefanía Schey (Patín), Javier Aníbal Zárate (Turf), María Valentina Tomba (Natación), Juan Francisco Díaz Torres (Mountain Bike), Santiago Mayol (Gimnasia), Tomás Leyes (Padel) e Iñaki Yaya (Golf) son quienes van a recibir dos premios esta noche, dado su enorme performance a lo largo del año, que hace inevitable que tengan esa doble satisfacción. Inevitable y merecido, por supuesto.

Cada uno vivirá el momento a su manera, reaccionará a su manera también y seguramente en su corazón lo ofrendará a quien lo desee, aunque generalmente la familia del deportista siempre está atrás con los cimientos inquebrantables para sostenerlo, también el Entrenador que se encarga de conocer al deportista-hombre-mujer- tanto como su familia, y por supuesto que tiene consejos para el deporte y la vida también.

Porque con el San Antonio se premian un montón de cosas que hacen a un deportista íntegro. Un genio que no interpreta el famoso “fair play”, por ejemplo, no podría llevárselo. Dos ejemplos: Un Zalatan Ibrahimovic o un Balottelli no podrían recibir el San Antonio, a pesar de ser dos estupendos deportistas, porque no poseen fuera de la cancha la integridad que se necesita, teniendo, por el contrario, actitudes que no van de la mano con lo que se pretende de una persona en toda su dimensión.

Volviendo a la noche en sí, habrá varias sorpresas e innovaciones. Y podemos contar dos. El primero, y seguro importantísimo, es el cambio de premio. Desde este año será una estatuilla y se deja de lado el Plato que era de madera y con el centro en cerámica, para pasar a algo que se asemeja más en su formato a lo que se entrega a nivel nacional e internacional. Obvio que no es la imitación de un Martín Fierro, ni un Oscar, sino que tiene su impronta y cuando lo vean seguramente lo van a aceptar para que se quede unos cuantos años en la ceremonia.

La otra innovación será que con los locutores se vuelve al escenario. Ambos estarán, aunque a un costado, sobre el mismo y es algo que en el CCC es inédito, porque al no haber la suficiente capacidad en el escenario siempre estuvieron abajo, también a un costado. Pero ahora se hicieron las “reformas” pertinentes y la gente podrá verlos y escucharlos sin perderse nada de lo que pase allí mismo, cerca de ellos.

Luis Emilio Fonseca dijo “si uno mira a los locutores y los atiende, es obvio que se escucha más. Y estos años pasó que por mirar a los locutores a un costado, se perdía de vista el escenario en la entrega, quizá no coordinando bien las palabras con la entrega del premio. Y ahora, al estar todo unificado, sin duda que va a tener un mayor sentido y se logrará lo que se quiere, que es llegar al espectador en este caso”, justificando la buena medida de estar sobre el escenario.

Pero habrá otras cuestiones que preferimos que las vean y que saquen sus propias conclusiones.

La fiesta arrancará con el ingreso de los deportistas, como siempre, con un par de discursos breves y luego con la entrega en sí, habiendo algunos intermedios para reconocimientos especiales, como siempre se ha hecho con aquellos deportistas que han pasado por el premio mismo, o bien con quienes generan algo tan importante que es imposible pasarlo por alto y que precisamente merece ser reconocido. Puede ser algo que ocurrió fuera de la ciudad y que tiene a un hijo/a de Concordia como protagonista, por ejemplo.

Y esto se ha dado mucho en el caso del fútbol, donde se ha “exportado” a jugadores como nunca y hoy brillan jugando en primera división.

Se hace realidad la 32ª Edición de la entrega de los San Antonio de Padua y la previa, el momento, y el después también, se viven de una manera muy especial. Porque es un momento muy especial, el que en un par de horas encierra nada menos que todo un año de esfuerzo, sacrificio, entrenamientos, viajes, historias, las que hoy tienen ese final feliz con los deportistas elevando al cielo el premio más importante de la ciudad.

Deja un Comentario