Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Diego Armando Maradona se reunió en la Rosada con Alberto Fernández

A las 12:35 Maradona ingresó a la casa de gobierno por el portón, vestido de saco, camisa y bermudas. Sin más se encontró con el Presidente en su despacho.

Como todo lo que hace el ex capitán de la selección de fútbol, su presencia no pasó desapercibida y nadie, ministros incluidos, quiso perder la posibilidad de sacarse una foto con el Diez. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Economía, Martín Guzmán, el de Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, y el de Turismo y Deportes, Matías Lammens: todos, y cada uno de ellos fueron parte del encuentro y se sacaron una foto (más de una) con el ídolo. Varios, además, no perdieron la oportunidad de subirla a sus redes sociales. «Siempre es bueno recibir a los amigos en casa. Gracias Diego por la visita y tu compromiso», tuiteó Wado de Pedro.

Una vez que ingresó, Maradona fue recibido por un largo abrazo del Presidente. Maradona, a cambio, le regaló una camiseta de fútbol de Argentinos Juniors (el club del presidente) y otra de la Selección, una réplica de la camiseta oficial de 1986 con un 10 en la espalda. La firma, de su puño derecho: «Para Alberto, con mi corazón de pueblo». Guzmán, hincha del club que Diego actualmente dirige, también ligó una casaca del Lobo autografiada. «Se emocionó», comentaron desde el entorno del ministro de Economía.

Luego de un recorrido por los principales despachos que dan a la Plaza de Mayo, Maradona se reunió durante 40 minutos con Alberto Fernández en su oficina. Allí conversaron sobre fútbol, se sacaron fotos y discutieron sobre el Plan Argentina contra el Hambre. Según comentaron fuentes oficiales, Maradona se mostró interesado en involucrarse y formar parte de la mesa de diálogo que apunta a garantizar la soberanía alimentaria, y en la cual ya participan algunas caras visibles como Marcelo Tinelli, Narda Lepes y el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel. A su vez, Maradona le mencionó su plan de desarrollar «potreros solidarios» para chicos de barrio, similares a los que él había utilizado cuando recién empezaba a jugar al fútbol en Villa Fiorito. La idea, según había comentado el entorno de Matías Morla hace unas semanas, era que estos potreros sirviesen para que los pibes jugasen a la pelota pero que, además, pudieran recibir algunos alimentos.

Mientras tanto los fanáticos y curiosos se agalopaban en la Plaza de Mayo, a la espera que el ídolo saliera. Y apareció por el histórico balcón, el mismo que había pisado cuando fue campeón del mundo en México en 1986 y cuando quedó en segundo lugar en 1990. Maradona se mostró sosteniendo una copia pequeña de la Copa del Mundial de Fútbol en su mano izquierda. Exultante y a pura sonrisa, un Maradona con una prolijísima raya al costado agitó los brazos, revoleó la copa, criticó a Macri y manifestó a viva voz: «¡Volvimos!»

«Algunos están inquietos y en desacuerdo con mi visita. Pero no se preocupen muchachos, no le pedí nada para mí. Hablé en nombre de los más necesitados, para que en este momento tan complicado, todos podamos comer y trabajar», publicó Diego en su cuenta oficial de Instagram luego del encuentro. Maradona ya había manifestado abiertamente su apoyo a la fórmula del Frente de Todos, además de que, unos días después de la asunción presidencial, el ex jugador de fútbol había contado que había conversado por teléfono con Fernández: «Él cuenta con el apoyo de todo el pueblo argentino y tiene cero soberbia. Él y la vicepresidenta Cristina saben que nuestra lucha hoy no es por los dólares, sino por el pan. Estamos con ustedes», escribió en su cuenta en su momento.

Deja un Comentario