Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Encontraron el cuerpo de Fiorella: La joven que había caído con su auto en un arroyo de Paraná

La joven fue arrastrada por la correntada al intentar cruzar el puente del arroyo Antoñico, que estaba completamente desbordado. Los rescatistas hallaron el vehículo pero ella no estaba en su interior. Este lunes el intendente de la localidad confirmó la triste noticia.

Una fuerte tormenta ocurrida durante el sábado en Paraná, Entre Ríos, dejó como saldo un incidente que mantuvo en vilo a toda la comunidad: la desaparición de Fiorella Furlán, una joven de 22 años, que según un llamado que le hizo a su papá se supo había quedado atrapada a mitad de un puente en medio de la crecida del arroyo Antoñico.

Los rescatistas hallaron el vehículo a la medianoche pero ella no estaba en su interior. Este lunes el intendente de la localidad, Adán Bahl, quien siguió de cerca los trabajos de las fuerzas que participaron de la búsqueda, confirmó el trágico final. “Lamento profundamente el desenlace del trágico accidente que sufrió Fiorella y abrazo fuerte a sus padres, familiares y amigos en este momento desgarrador”, escribió en su cuenta de Twitter.

Según se pudo saber pasado el mediodía de este lunes, el cuerpo de la joven de 22 años fue encontrado sin vida en una zona conocida como Bajada Grande. Hasta allí se acercaron autoridades policiales y judiciales, así como también familiares de la joven. La policía local confirmó que el papá y la mamá de Fiorella reconocieron el cuerpo de su hija.

El medio local El Litoral precisó que quien encontró el cuerpo fue Jerónimo Albornoz, un kayakista de la ciudad, quien expresó en diálogo con el diario entrerriano: “Ayer estuvimos buscando por el arroyo, hicimos los seis kilómetros completos buscando hasta abajo de las piedras. Y hoy desde temprano estoy remando buscando por todos los rincones, y por suerte la encontramos. Estaba en el medio del río”.

En las últimas horas se había autorizado que particulares participaran de la búsqueda. Ayer domingo algunas personas habían comenzado a abrir las alcantarillas de la ciudad, en un intento de revisar los desagües, donde creían podía encontrarse Fiorella. Las autoridades salieron a pedirles a los vecinos, tras conocerse la noticia, que se abstuvieran de este tipo de iniciativas ya que los ponían en riesgo.

Fiorella circulaba en la tarde del sábado a bordo de su auto Suzuki Fun entre las 18 y las 19, cuando se produjo el punto más intenso de la caída de agua en Paraná. La joven manejaba por la calle Gálvez, cuando al intentar cruzar el puente del arroyo Antoñico se vio en la imposibilidad de poder avanzar debido al desborde del agua.

Desembocadura del arroyo donde cayó Fiorella. Foto: Gentileza Andres Tedesco.

Según información de los medios locales, en el medio de la incertidumbre, la joven llamó a su padre para explicarle la situación y para decirle que no sabía cómo actuar.

La fuerte correntada y la falta de luz en el lugar complicaron la tarea de los rescatistas, quienes recién pudieron dar con el auto de la joven cerca de la medianoche. Estaba a 300 metros de donde se produjo el hecho, en la calle El Paracao y Vera Peñaloza. Fiorella no estaba dentro del habitáculo y el parabrisas estaba roto.

“Estamos desesperados! Es mi hermana Fiorella. Su auto cayó a un arroyo hace horas y no sabemos nada de ella. No la encuentran. Por favor compartan su foto por si alguien sabe algo”, posteó su hermana Flavia en redes sociales. La familia hasta este sábado ponía sus esperanzas en que la joven “esté desorientada en algún lugar” tras lo sucedido.

El arroyo Antoñico cruza toda la ciudad y desemboca en el río Paraná. Participaron de los operativos de rastrillaje el personal de Bomberos zapadores, Voluntarios, COE, comisaría sexta, Departamental y buzos tácticos, para intentar dar con Fiorella. Además el intendente Bahl había dejado saber en redes sociales que estaban colaborando en la búsqueda el gobierno de la provincia de Entre Ríos y el nacional.

El temporal que provocó la tragedia azotó con fuerza a Paraná el sábado pasado y dejó gran cantidad de viviendas inundadas, calles anegadas y familias evacuadas no solo por la abundante caída de agua sino también por el desborde de arroyos.

Foto: Gentileza Ahora

EL DESESPERADO LLAMADO DE FIORELLA A SU PAPÁ

Diego González, cuñado de Fiorella, dijo en diálogo con TN que la chica de 22 años llegó a comunicarle a su papá el lugar exacto donde el agua empezó a arrastrarla y que un vecino que vio la secuencia dio aviso al sistema de emergencias 911. Desde ese mismo día hay intensos operativos para tratar de encontrarla, pero hasta el momento lo único que encontraron fue el auto de Fiorella, con el parabrisas roto, sin la conductora dentro. «Lo único que pedimos es que no aflojen con la búsqueda, eso es lo más importante», afirmó.

El cuñado de la joven explicó que los padres estaban preocupados porque Fiorella quería manejar a pesar de la intensa lluvia, por lo que recién la dejaron ir cuando mejoró el tiempo. «Los padres la retuvieron en la casa, ella salió cuando había aflojado la lluvia. En ese momento le dijeron: ‘Bueno, andá si querés, pero mantenenos al tanto. Avisanos cuando llegues'».

El papá de Fiorella fue el que luego recibiría la dramática llamada que hizo su hija en medio de la desesperación, mientras era arrastrada por el agua en momentos en que cruzaba por un puente. «La noticia la tienen cuando llama y le dice a sus papás que el agua le estaba llevando el auto y que no podía bajarse. Ella llega a identificar el lugar justo donde sucede todo. El padre le dice que salga, que rompa un vidrio. Ella le responde que no puede, que la puerta está trabada y que no puede bajarse. Luego le advierte que cayó en el arroyo. Ahí se corta la comunicación», explicó.

Deja un Comentario