Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Tiene una hija discapacitada y necesita ayuda

La madre de la joven señala que no recibe respuesta del Estado, y que su situación es desesperante. Habló con un cronista de EL SOL para contar su historia.

Lorena Cintia Ibáñez tiene una hija discapacitada y quiere dar a conocer a la comunidad la situación por la que está atravesando. “Mi caso va a ser ya un año y dos meses que tuvimos un problema con la municipalidad por mi hija que es especial. Ella tiene 19 años pero tiene la mentalidad de una niña de tres o cuatro años. El problema que tuve es que se me cerraron muchas puertas y quedamos sufriendo yo y mi hija”, dijo a EL SOL.

“Ella quedó muy dañada, muy lastimada. Yo quedé con la mano fuera de lugar, me golpearon la cadera, estuve como siete meses para que se me cure, tuve problema en una pierna, me jodieron la nuca, un montón de cosas; pero el abandono que tuvo Ayelén es impresionante”, dijo y añadió “hemos terminado en la calle, ahora estamos en una casa que nos han prestado. Yo no sé cómo pueden estar las autoridades trabajando ahora con el oficial Adolfo Bullrich, quien fue el que me golpeó cuando yo fui a reclamar un plato de comida a la municipalidad, nada más que eso, cuando me salieron reprimiendo, la gente vio en los videos cuando me tiraron con la nena por la escalera como una rata, no como persona. Se ve todo en el video cuando ese hombre me agarra fuerte de la mano y me la saca de lugar”.

Consultada sobre si recibió contención de la justicia, institución o algún organismo, la mujer señaló negativamente. “Nunca me llamó un juez, nunca me llamó un fiscal, nunca me llamó nadie para declarar, no vino el Consejo del Menor, no vino nadie. Y ahora queremos ir a reclamar algo, un plato de comida, una bolsa para Ayelén. Hemos ido a hablar con personas que están en Discapacidad y nos han hecho firmar un papel por dos kilos de yerba, dos kilos de azúcar, un puré de tomate y una leche, es una vergüenza la gente que tenemos trabajando. Ayer lo escuchábamos con mi hija al nuevo presidente que va a pelear por los derechos de la mujer y que el servidor público tiene que estar capacitado”.

“El estado de salud de mi hija está mal, porque se le baja la presión, no está bien alimentada, porque la plata que hemos cobrado no la tenemos más. Ayer estaba pensando a quien ir a pedir algo para ayudar a mi hija, imagínate que duerme en el suelo. Llora para acostarse y para levantarse, y no tengo una cama, porque toda la gente que me ha prometido ayuda hasta ahora no ha cumplido. Ella todavía esta con el talón hinchado”, dijo y agregó que “vivo en calle Libertad 336 entre Laprida. Si por ahí alguna gente quiera venir a colaborar conmigo y Ayelén, se agradecería algún colchón, cama o algo que no le sirva a ellos y nos pueda servir a nosotras; o algún político que se quiera acordar de mí y de mi hija”.

Por último, Ibáñez agradeció a este medio por la difusión, “les agradezco a ustedes que han venido porque algunos medios  me han cerrado la puerta en la cara y nunca me han querido hacer ninguna nota. Especialmente un hombre muy importante de un canal, de una radio que es muy conocido, después de estar presa dos días toda golpeada, no me quiso atender”.

Deja un Comentario