Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Crimen en el regimiento de Chajarí: Joven acusado de asesinar al soldado voluntario esperará el juicio en prisión

Brian Escobar había pedido la excarcelación pero se la denegaron porque testigos expresaron temor sobre al acusado y su padre, quien también está imputado por el tremendo asesinato del soldado Fabricio Bermani.

Pasaron tres años y medio del asesinato del soldado del Regimiento de Caballería de Tanques 7 «Coraceros Coronel Ramón Estomba» de Chajarí y todo indica que el juicio a la familia acusada del crimen perpetrado mientras el joven cubría una guardia, será el año que viene. Recientemente, uno de los imputados, Brian Joel Escobar, pidió ser excarcelado o recibir el arresto domiciliario, pero la Justicia le denegó el pedido por el temor que manifestaron los principales testigos que deberán declarar en el debate. El imputado era compañero de Bermani en el Regimiento, y está acusado del asesinato junto a sus padres, Antonio Escobar y Nélida Leiva.

Según la resolución del Tribunal Oral Federal de Concepción del Uruguay a la que accedió Uno, la defensa de Escobar solicitó que el mismo aguarde el juicio en libertad, o en todo caso controlado con un dispositivo electrónico con la detención en su casa. Argumentó que con la causa remitida a juicio resulta improbable que Escobar entorpezca la investigación, que ya se encuentra concluida. El Ministerio Público Fiscal, por su parte, se opuso a que le otorguen cualquier morigeración de la medida cautelar.

La jueza del Tribunal María Emilce Rojas, argumentó que «en lo que hace a la obstaculización de la investigación entiendo que existen elementos concretos que ameriten presumir que efectivamente el imputado pueda influir a ese respecto. Puntualmente podría influir en la declaración de los testigos días previos al juicio».

En este sentido, sostuvo que varios testigos, muchos de ellos soldados voluntarios del Regimiento que son conocidos por Escobar, expresaron temor. Por ejemplo, uno de ellos declaró: «Tengo miedo de lo que me pueda pasar a mí. Cuando dije que tenía miedo es a Escobar, de que me haga lo mismo que a Fabricio Bermani, y lo digo por lo que se escucha que sacó las calcomanías del auto, las prendió fuego. Y hay otros voluntarios que tienen miedo».

Además, la jueza evaluó otras cuestiones, como que durante la investigación, Escobar se dio a la fuga, primero a Feliciano y luego a la provincia de Buenos Aires; y que la pena en expectativa es la prisión perpetua. Por esto, decidió rechazar el pedido de la defensa y mantener encarcelado al imputado.

El crimen que conmovió a la ciudad de Chajarí y a toda la provincia ocurrió en la fría madrugada del 19 de junio de 2016. La unidad militar donde sucedió está ubicada en el cruce de la ruta nacional 14 y la ruta provincial 2 y tiene a su alrededor otros terrenos que también son propiedad del Ejército.

Bermani, de 19 años, cubrió la guardia del puesto 6, ubicado en el extremo oeste del Regimiento, donde hay unos galpones que guardan tanques medianos, a las 23.30 del sábado 18. Dos horas después, a la 1.30 del domingo, un soldado fue a relevarlo y no lo encontró. Dio aviso al jefe de la Guardia, recorrieron la zona, gritaron su nombre y no lo encontraron. Una patrulla salió a la búsqueda y a las 3 hallaron el cuerpo, tirado del otro lado del alambrado. En el trayecto hacia ese lugar le habían sacado la manta, la boina y el casco.

La principal hipótesis es que el móvil fue el robo: habrían matado a Bermani para robarle el arma y para ello la víctima habría sido llevada por un conocido (podría ser Brian Escobar) desde el puesto de guardia hasta el límite del predio militar, donde otra persona (Antonio, el padre de Brian) lo habría ejecutado para robarle el fusil FAL y otros elementos.

Deja un Comentario