«Lo digo y lo reitero con la firmeza de una convicción profunda: nunca más al Estado secreto, nunca más a los sótanos de la democracia, nunca más es nunca más«, concluyó.