Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Macri: «Los resultados no llegaron a tiempo»

En su primera Cadena Nacional el presidente saliente, Mauricio Macri, excluyó de su balance de gestión los dos índices por los cuales había pedido que se lo juzgara, la inflación y la pobreza, que treparon al 55 y a más del 40% respectivamente, y reconoció que «los resultados de nuestras políticas económicas no llegaron a tiempo». Celebró que el suyo era «el primer gobierno no peronista en 100 años (sic) que termina su mandato».

A puro autoelogio, con una mezcla de discurso presidencial y spot de campaña, Mauricio Macri hizo su balance de gestión en cadena nacional. Fue la primera vez que la usó fuera de los actos institucionales. «No me voy satisfecho de cuál fue el resultado de la lucha contra la inflación», fue una de las frases que le regaló a los televidentes. Sostuvo que seguirá siendo una «alternativa sana de poder» a Alberto Fernández. Y se esforzó por demostrar que le deja un mejor país al próximo gobierno, pese a la crisis económica y los números de la pobreza, la indigencia y la desocupación, por los que volvió a culpar a las PASO y a cómo votaron los argentinos.

Macri no había utilizado hasta ahora la cadena nacional por fuera de las fechas obligatorias (las aperturas de sesiones). En el decreto en el que dispuso la cadena nacional, se deshizo en explicaciones de por qué recurría a esta herramienta. Sostuvo que «el Poder Ejecutivo Nacional, previo a la finalización del mandato presidencial establecido en el artículo 90 de la Constitución Nacional, deberá informar a la ciudadanía sobre el estado de la Nación resultante de los cuatro años de gestión». De esta manera buscó camuflar una decisión política -la de hablarle a la población del país que deja- como una suerte de obligación institucional.

«La rendición de cuentas a la ciudadanía es uno de los principios fundamentales sobre los que se asienta el sistema representativo y republicano que adopta nuestra Nación como forma de gobierno», proclamó en el decreto, a toda pompa. El secretario de Medio Ambiente, Sergio Bergman, fue más sincero: «Servirá para que no se nos ponga en el lugar que no se hizo nada. No con el concepto del éxito sino con la virtud de la transparencia de cómo llegamos y cómo nos vamos».

La cadena nacional, que salió grabada, comenzó puntual a las ocho de la noche. Macri se presentó de traje y corbata, mirando a los ojos a los televidentes, con la bandera argentina a un costado. Pero rápidamente pasó a parecerse a los spots que lanzó en la campaña Juntos por el Cambio, con planos aéreos de obras, mezclados con gráficos de barras que se esforzaban por mostrar cómo mejoró su gobierno el país.

El discurso se dividió en seis ejes, que fueron marcados con gráficas que anunciaban el comienzo de otro bloque. Fueron: Infraestructura y Energía, Cultura del poder y calidad, Desarrollo Humano, Economía, Relación con el mundo y Seguridad y narcotráfico. Eludió incluir un eje sobre la pobreza, una gran ausente en el balance presidencial.

1 Comentario

Deja un Comentario