Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Petit Torneo: Entre 9 de Julio y Unión se define

Los de Colonia Ayuí vencieron a Nebel 2 a 1, y los de Villa Jardín golearon a Santa María 3 a 0, y entre ambos se define el Petit Torneo el domingo.

El Petit Torneo de nuestro fútbol ya tiene a sus finalistas. Son 9 de Julio de Colonia Ayuí y Unión de Villa Jardín. Ambos equipos tenían la ventaja deportiva de poder empatar para pasar a la final, pero no hicieron uso de la misma. El 9 le ganó a Nebel por 2 a 1, mientras que los Villeros golearon 3 a 0 a Santa María. Ambos partidos se jugaron en cancha de Libertad, ante muy buena cantidad de gente.

La final se estará jugando este domingo también en la cancha de Libertad. Según se supo, la misma sería a las 20 horas. Previamente, a las 18, se estarían enfrentando San Lorenzo y Sarmiento, por el segundo partido del Triangular por el descenso.

EL 9 TE DA VUELTA

El equipo de Colonia Ayuí arrancó un tanto dubitativo ayer, y tanto fue así que también comenzó perdiendo en el marcador. A los 5 minutos apareció Matías “Perico” Ramos y definió muy bien desde el borde del área para el 1 a 0. A los de Colonia Ayuí el gol les pegó y salieron a buscar, y encontraron. A los 11, y tras un buen centro desde la derecha, apareció Martín Sánchez para pegarle de volea, de derecha, y meter la pelota contra el palo también derecho del arquero de Nebel, Lejarreta.

El partido se hizo parejo, con los dos intentando, pero solamente eso porque no había mucha situación de peligro. De todas maneras, sí hay que decir que en ese contexto, el arquero de 9 de Julio, Oviedo, tuvo un poquito más de trabajo que su colega del arco de enfrente.

A los 25, el que apareció para dar vuelta la historia fue Enzo Goya, que tras muy buena corrida le pegó fuerte y al primer palo, y nos quedó la sensación de que Lejarreta algo más podía haber hecho para salvar el tanto. Pero eso a Goya mucho no le importó, claro, y salió festejando el 2 a 1.

En la segunda mitad fue todo de Nebel, porque 9 de Julio se fue metiendo cada vez más atrás y la premisa era rechazar todo lo que llegara al área, al borde de la misma o donde sea. Entonces, la cancha se pareció más a un frontón. 9 de Julio la rechazaba y Nebel la volvía a recuperar. El arquero Oviedo siguió mostrándose invulnerable con algunas atajadas, pero también contó en una jugada con la complicidad de uno de sus defensores, que sacó la pelota de cabeza en la línea del arco.

Nebel intentaba como podía, mayormente vía centros, pero no tuvo esa clara que necesitaba para igualar el partido y aunque sea ponerle algo de suspenso ya que, obviamente, el empate le favorecía aún a 9 de Julio. Y terminaron festejando los de Colonia Ayuí el pase a la final, mientras Nebel se quedó sin nada que reprocharse por todo el esfuerzo hecho, sobre todo en ese segundo tiempo.

UNIÓN: CON SABOREDO A FINAL

Parecía que Unión sí iba a utilizar la ventaja deportiva y conformarse con el empate, porque controlaba el partido, lo iba llevando. Santa María había tenido un arranque auspicioso, pero luego se fue quedando, producto de que Unión se plantó mejor en el medio y de allí se fue generando algunos espacios para llegarle. De todas maneras, el partido en el primer tiempo no fue bueno, con los dos luchando más que jugando y con pocas situaciones en los arcos.

Sí se vio a un arquero de Santa María (Kevin López) un tanto inseguro, aunque es cierto que las que le tiraron las tapó, aunque dando rebotes y algunos hacia el medio. Con la sabiduría de Dri en el fondo, el empuje de la mitad de cancha y los chispazos de sus delanteros, a Unión le iba alcanzando para llegar al objetivo de clasificarse.

En el segundo tiempo las cosas no cambiaron demasiado respecto al primero, porque ambos mantenían la misma tesitura. Unión la de controlar y Santa María, ahora sí abusando mucho del pelotazo, tratando de llegar y buscando casi siempre a Martín Muñoz, quien estuvo bien controlado por el fondo Villero.

A los 27 se fue expulsado David Benítez en Santa María y 4 minutos después llegó el gol que destrabó todo. Fue un zapatazo espectacular de Nahuel Saboredo desde fuera del área, que pegó en el palo izquierdo del arquero y se metió. El gol dejó la inequívoca sensación de que a Santa María, pese al esfuerzo, se le iba a ser muy cuesta arriba y así fue. Porque en dos golpes más, y bien seguidos, Unión lo liquidó.

A los 37 fue Adrián Gómez entrando por izquierda, quien cruzó el remate y derrotó al arquero, y a los 38 apareció Lucas Rivero, quien capturó una pelota para correr solito y solo con el arquero nada más como escollo, y definir muy bien a un palo. Fue el mazazo final y lo que siguió casi que estuvo demás. Unión festejó y está en la definición para volver a jugar el Regional, que ya jugó también el año pasado. Será una final más que interesante ante un 9 de Julio que tiene lo suyo y querrá mostrarlo, sin duda.

Párrafo para los arbitrajes, ambos impecables tanto de Guido Córdoba como de Jorge Zapata, quienes no tuvieron complicaciones más allá de sancionar alguna pierna demás, pero nada más.

El domingo, entonces, se conocerá la verdad y con ella también conoceremos al nuevo integrante del Regional, que tendría fecha el 25 de enero.

Deja un Comentario