Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El espectáculo de la gente en el fútbol

Ayer corrió el rumor de que Salto Grande protestaría el partido ante Wanderer´s, por un jugador que no jugó el 33 por ciento del campeonato, como dice el reglamento. ¿Se define en el escritorio otra vez?.

El día domingo pasado quedó como otro día para quedarse en la historia del fútbol, y no solo por lo que pasó, con la entrega del Premio a Libertad Campeón, la Gran Final de la B y la consagración de Wanderer´s, sino también por el estupendo marco de público que tuvo el partido. Hay que decir que esto sorprendió a propios y extraños. A propios porque se supo que la Liga tuvo que traer un talonario más de entradas porque se estaban quedando sin las mismas para vender, producto de la aglomeración de gente en la puerta de la cancha.

Incluso, ahora con el “diario del martes ya”, se pudo haber habilitado otra boletería para el expendio, porque la gente estuvo haciendo la fila un buen rato para ingresar. Y los que ingresaban se asombraban de lo que veían, unas 2000 a 2500 personas en el estadio disfrutando el fútbol. Es más, algunos desprevenidos vinieron cual fecha “normal”, es decir sobre la hora total siempre hay lugar, y esta vez no lo hubo y tuvieron que ver el partido pegados al alambrado, al menos en la zona de Plateas se vio esto.

Otros se fueron a la cabecera sur, pero como eran neutrales se ubicaron en la otra tribuna, distante de la hinchada de Wanderer´s. Ambas hinchadas se comportaron de manera ejemplar, porque la de Salto Grande ni bien perdió en los penales, guardó banderas y se retiró en silencio. Algunos se quedaron asimilando la tristeza en el lugar, pero nada más. Los de Wanderer´s entraron en su mayoría a la cancha a compartir con los jugadores la alegría.

Una verdadera fiesta que una vez más entregó el fútbol. Y alguien dijo por ahí “en una final de la B, sin menospreciar a nada ni nadie, pero esto lo genera la divisional con esta final”. La gente sintió “olor” a buen partido y fue. Si bien el partido no fue excelente, se llegó a los penales que obviamente regocijaron más a los neutrales que a los hinchas. Es que estos obviamente que sí sufrieron, porque hubo altísima eficacia y luego en el “uno a uno” la tensión aumentó hasta que se definió.

Las caras de felicidad se notaban en la gente de la B y de la Liga en general, y no era para menos. Todos nos ponemos contentos cuando se dan estas hermosas fiestas donde se disfruta mucho y casi no se discute nada.

Deja un Comentario