Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Evo Morales: «Estoy dispuesto a volver»

El ex presidente de Bolivia Evo Morales agradeció la propuesta de asilarse en Argentina que el jueves le hizo el presidente electo Alberto Fernández. También criticó a Macri por no haber defendido la democracia boliviana.

El ex presidente de Bolivia Evo Morales manifestó su deseo de volver a Bolivia. Pero dijo que necesita garantías para poder hacerlo. También agradeció la propuesta de asilarse en Argentina que el jueves le hizo el presidente electo Alberto Fernández. En un día de diálogos con medios argentinos, Morales criticó a Macri por no haber defendido la democracia boliviana. Dijo que habló con Cristina Fernández de Kirchner después de las elecciones y pidió la intervención del Papa Francisco para encaminar a Bolivia hacia la democracia. También espera que los organismos internacionales le dan garantías para poder volver a su país.

Morales manifestó su deseo de volver a Bolivia. «Si el pueblo me lo pide estoy dispuesto a volver», dijo en diálogo con Ari Lijalad para El Destape Radio. También dedicó unas palabras a explicar el proceso golpista que se está dando en su país. “Grupos oligárquicos, grupos que ostentan el poder económico junto a policía y Fuerzas Armadas no nos perdonaron que sigamos con nuestra Revolución Política y Cultural”, sostuvo el ex mandatario.

Morales agradeció la propuesta que le hizo el Presidente electo argentino, Alberto Fernández, de darle asilo en el país, pero dijo que necesita tiempo para analizarla. «Quiero agradecer por esa propuesta. No pierdo la esperanza de volver a Bolivia. Si me acerco a Bolivia mediante Argentina, mejor todavía. Le agradezco a Alberto Fernández. Lo estamos analizando. Vamos a esperar que pase un poco más de tiempo para retornar a la Argentina o a Bolivia para seguir esta lucha», dijo Morales.

Durante su visita a Uruguay, Alberto Fernández se había referido a la posibilidad de que Morales llegue al país en calidad de asilado político. “El día que llegue a la presidencia será un orgullo recibir a Evo Morales en la Argentina, a él y a Álvaro García Linera (ex vicepresidente)”, dijo Fernández y agregó: “Argentina es casa de todos los bolivianos, así que encantados de recibirlos”.

Morales planteó sus diferencias con el presidente saliente Mauricio Macri cuando le consultaron por la negativa del gobierno a denominar golpe de estado la situación en su país. «Entiendo las diferencias ideológicas que tenemos con Macri, pero antes que todo debería estar la defensa de la democracia», indicó Morales. Además, destacó la comunicación que mantuvo con la vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner. «Con la hermana Cristina nos comunicamos después de las elecciones. Gracias por los saludos de aliento, de compromiso, de fortaleza», dijo el ex presidente. También aseguró que no mantuvo diálogos con el Papa Francisco, pero reclamó su mediación para llegar a un proceso de pacificación que se desemboque en nuevas elecciones.

El líder boliviano también expresó su deseo de aportar a lucha contra el golpismo de su país. “Mi gran deseo es volver a la lucha, pero también aportar a la pacificación. El pueblo alteño firme, duro contra el golpismo, contra la dictadura de Carlos Mesa y Camacho”, sostuvo Morales en diálogo con el periodista Daniel Tognetti para Radio AM530. El ex presidente de Bolivia, que presentó su renuncia el domingo 10, dijo que espera se den las condiciones para volver a su patria. “He convocado al diálogo nacional para pacificar Bolivia. Estoy dispuesto a colaborar siempre y cuando haya garantías. Espero que los organismos internacionales lo puedan garantizar para que podamos volver hacia Bolivia”, sostuvo. “Vamos a resistir, tengo mucha confianza en los movimientos sociales”, enfatizó Morales.

El pasado martes, en una ceremonia ilegítima en el Congreso boliviano, se autoproclamó presidenta Jeanine Áñez. Durante la jornada del viernes la presidenta interina sostuvo que Morales podría volver al país pero debería responder a la justicia. Áñez hizo referencia a las irregularidades en los comicios de octubre y la existencia de denuncias por corrupción contra el ex presidente.

Por su parte, Morales negó haber hecho fraude en las elecciones del 20 de octubre y criticó el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA). «El fraude fue el pretexto para golpe. La OEA es responsable de lo que está pasando en Bolivia», sostuvo en una entrevista con el programa de CrónicaTV «Lo dice Embón». El jueves el gobierno de transición de Bolivia organizó un tour por la suite presidencial que ocupó Morales en en sede de Gobierno en La Paz. De esta manera la presidenta autoproclamada mostró a los medios el supuesto derroche y lujo del ex mandatario. Morales negó las denuncias de corrupción esgrimidas por el gobierno interino. «Voy a volver y quiero volver. Evo no es corrupto, que alguien investigue si robé algo: jamás», sostuvo. Y aclaró: «He llegado a la presidencia no por la plata sino por la patria».

El ex presidente boliviano alentó a sus seguidores a seguir reclamando por la vuelta a la democracia en Bolivia. “Hermanas y hermanos, pronto la Wiphala y la tricolor flamearán juntas como símbolos de paz, unidad y hermandad del pueblo boliviano. Insistimos en pedir que se instale el diálogo nacional que garantice el retorno de nuestra querida Bolivia al rumbo de la pacificación democrática”, sostuvo desde su cuenta de Twitter.

Deja un Comentario