Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Miriñaque, el pequeño gran tordillo

En Palermo, Miriñaque se adjudicó el Gran Premio Nacional (G1), la tercera gema de la Triple Corona argentina, que previamente tuvo como vencedores al propio tordillo en la Polla de Potrillos, en la misma pista de arena porteña, y a Roman Joy en el Jockey Club, en el césped de San Isidro. Sin un ganador idéntico en los tres eslabones, la hazaña sigue mostrándose inalcanzable desde 1996, cuando Refinado Tom obtuvo las tres carreras y la conquistó.

No obstante, un lugar glorioso en la historia la cabe al caballo preparado por María Cristina Muñoz, que dominó en la parte final y en el disco puso un cuerpo y medio de ventaja sobre Tetaze, en los 2500 metros más célebres de los hipódromos argentinos. La prueba selectiva por excelencia de nuestra hípica le significó al vencedor su cuarto triunfo en siete presentaciones.

El GP Nacional

Para Francisco Goncalves, el jockey de Miriñaque, fue su primera conquista en el Derby argentino, pero en su tierra el brasileño ya había ganado dos veces esta instancia antes de radicarse en la Argentina en 2013.

Una hora antes, en los 1600 metros del Gran Premio Palermo (G1), Pinball Wizardse quedó con el duelo entre el único potrillo que fue inscripto, el acelerado puntero Don Empeño, y los ejemplares adultos. La cuarta y mejor victoria del defensor de la caballeriza Don Teodoro fue construida de atropellada, en una estocada perfecta cuando Bekir reaccionaba por adentro para llegar segundo a medio cuerpo, con Top One Scape en el tercer puesto, a la cabeza del anterior. Wilson Moreyra tuvo la medida perfecta en la montura del zaino que prepara Jorge Mayansky Neer, un binomio que cosecha éxitos de Grupo 1 haciendo habitual lo extraordinario.

El tordo ganador del Derby porteño, Miriñaque.

El sábado pasado en el hipódromo argentino de Palermo el potrillo Miriñaque (Hurricane Cat) se consagró como el crack de la generación al derrotar a Tetaze en el Gran Premio Nacional.

El defensor de las sedas Parque Patricios (su propietario es hincha fanático del club Huracán) obtuvo la Polla de Potrillos en el mismo hipódromo para viajar luego a San Isidro y llegar en cuarto lugar en el Jockey Club, en una pista que se encontraba fangosa.

Con sus 430 kilos de peso, el pequeño gigante tuvo en el brasileño Francisco Goncalves a un aliado de lujo que lo guió con firmeza y convicción para obtener la presea de mejor exponente de la generación nacida en 2016 en la vecina orilla. Al finalizar la misma se le informó al propietario que Miriñaque será el representante de Palermo en el Longines Gran Premio Latinoamericano G1 a disputarse en marzo del 2020 en el hipódromo de San Isidro. Para su futuro inmediato, el titular del Parque Patricios piensa en cruzar el charco para enfrentar a los mejores fondistas de Maroñas en el Gran Premio José Pedro Ramírez G1, la carrera más importante de nuestro calendario hípico nacional.

De confirmar su viaje a Maroñas, Miriñaque intentará repetir la proeza de su coterráneo Clorhidratante (Practicante), que en 1982 obtuvo el Derby en Palermo y en 1983 ganó el Gran Premio José Pedro Ramírez con la monta de Miguel Sarati bajo los cuidados de Martin Gervasoni, luciendo las sedas del stud Roloza.

El pupilo de María Cristina Muñoz apronta las valijas y Maroñas está en su mira. La grey burrera local puede llegar a disfrutar una carrera sin igual: los ganadores del Nacional de Maroñas y Palermo en la gatera del Ramírez.

El Gran Premio Palermo

Para Moreyra, la jornada incluiría otra pieza de colección, en el Gran Premio Maipú (1000 metros), con Art Show. El caballo que tiene por costumbre salir lento de la gatera estuvo más rápido que nunca para la definición y pasó de largo, hasta acumular una diferencia de dos cuerpos y medio en el disco sobre Springdom, su escolta. Fue el triplete clásico de Wilson y el doblete de Grupo 1.

MIRIÑAQUE

Lo vi debutar y también presencié su triunfo en la Polla, más el 4to en el Jockey Club.

Pero en el Nacional, producto del vareo o la distancia, me pareció verlo demasiado chico comparándolo con los demás de 500 kg aproximadamente.

Pero lo que no se le veía era el corazón y la monta exquisita de Leandro, que lo trajo ‘limpito’ como súper enfijado.

MARÍA CRISTINA MUÑOZ

Oriunda de Concepción del Uruguay e hija de cuidador, irrumpió en San Isidro al lado del Mago de Capitán Sarmiento Juan Esteban Bianchi y luego emigró a Palermo, y siempre estuvo cerca de Pellegatta.

Y en este Nacional, así como en la Polla, demostró que algo había aprendido cuando pocos creían, incluso después de ver la corrida sobre la distancia que le habíamos visto al tordo.

Se pensaba que Polla, Jockey + Nacional, se habían comido al pequeño, pero en las carreras no hay que dar nada por perdido, no teniendo a Tetaze.

Fue una gran demostración de todos, de ‘la Muñoz, de Leandro y sobre todos, del pequeño tordo.

EL TURF DA PARA TODOS…

CONTINUARA

                                                                                                                                                               Por: Gustavo Rapetti/gustavorapetticoncordia@hotmail.com

                              

Deja un Comentario