Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Sin presidente, las fuerzas armadas establecen el estado de sitio de facto en Bolivia

Mientras Evo Morales anunciaba su viaje a México, los militares comunicaban el inicio del Plan «Sebastián Pagador» para proteger «los «servicios públicos».

Con Evo Morales rumbo a México tras ser derrocado, el Estado Mayor de las FF. AA. bolivianas anunciaron el estado de sitio en todo el territorio nacional para contener la resistencia al golpe de Estado cívico militar.

“El mando militar ha ordenado a todas las unidades militares que ejecuten el plan “Sebastián Pagador” que tiene por finalidad resguardar los servicios públicos esenciales para garantizar su funcionamiento, la paz y estabilidad en el país”, indica un comunicado liberado por la Dirección de Comunicación Social de las FF. AA. de Bolivia.

Sebastián Pagador fue un héroe boliviano que murió a manos de los indios sublevados, en momentos en que protegía los caudales de la Caja Real de la Villa junto a su compañía de milicianos.

Pagador falleció el 13 de febrero de 1781 y fue asistido por sus compañeros, Menacho y Basilio Andrade. Se sabe que su hija recogió el cuerpo y ante el temor de represalías abandonó la villa con rumbo desconocido.

RUMBO A MÉXICO

Por otra parte, el canciller mexicano confirmó que el avión con Evo Morales despegó de Bolivia. Marcelo Ebrard compartió en su cuenta de Twitter una fotografía de Morales en la aeronave, asegurando que «su vida e integridad están a salvo».

El avión del Gobierno de México llegó la noche del lunes a Bolivia para recoger al mandatario depuesto tras la violencia desatada en el país andino por el golpe de Estado.

Esta misma jornada el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador informó que había otorgado asilo político a Morales, ante el riesgo que corre su vida en Bolivia, después de varios hechos de violencia cometidos contra él y su familia por grupos opositores.

Por su parte, Morales agradeció el asilo que le brindó el país norteamericano, agregando que aunque le duele abandonar su nación, volverá pronto «con más fuerza y energía».

Previo a su partida, el mandatario depuesto pidió a los bolivianos «cuidar la paz y no caer en la violencia», mientras en las calles se reportan enfrentamientos entre seguidores del líder político y la Policía. Miles de indígenas y simpatizantes de Morales salieron a protestar este lunes contra el golpe de Estado. No obstante, los manifestantes han sido reprimidos por los cuerpos de seguridad.

Deja un Comentario