Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

“Las ideas no se encierran”

Los libres del mundo celebrar la excarcelación de Lula da Silva de su injusto encierro luego de un cambio en la jurisprudencia del Superior Tribunal Federal brasileño en cuanto, a partir de ahora, se considerará culpable a quien haya agotado todos los recursos ante los diversos tribunales para, recién allí, ser considerados  culpables y reos de prisión.

Hasta ayer, se consideraba culpable a quien había sido condenado en primera instancia y su condena ratificada por otro tribunal, lo que ya era suficiente porque se daba el doble conforme a una sentencia.

Claro que en el caso de un político, se utilizó esto para dejarlo sin posibilidades de competir por la presidencia ya que era el favorito y si no estuviera en prisión, estaría dirigiendo los destinos del país.

Como si de diera el caso de la España asediada por las cimitarras de los moros. En Brasil el perseguidor de Lula ha sido el actual ministro de justicia, Sergio Moro, quien como juez de la Corte Penal Federal de la ciudad de Curitiba condujo la investigación conocida como «Lava Jato” que llevó a que el ex presidente pase 580 días preso en la cárcel.

“Queridos compañeros y queridas compañeras, no saben lo que significa que yo esté aquí con ustedes. Toda mi vida he estado hablando con el pueblo brasileño y no pensé que hoy estaría aquí», ha asegurado Lula tras abandonar la prisión. «Quiero que todos sepan que Moro no encarceló a un hombre. Quisieron encarcelar una idea y las ideas no se encierran, no se matan», ha defendido ante cientos de simpatizantes.  «El pueblo brasileño es el único que puede salvar a este país», aseguró Lula, en un mensaje en vídeo que subió a su cuenta de Twitter. «Necesitamos un gobernante serio», agregó.

Lula sostiene que es víctima de una caza de brujas en el marco del proceso del “Lava Jato” que reveló sobornos masivos en Brasil y ha supuesto el encarcelamiento de muchos de los políticos y empresarios más poderosos de Brasil.

Algo parecido a lo que sucede en nuestro país con la causa de “las fotocopias de los cuadernos” y el desempeño del juez Bonadío con el fiscal Stornelli que han llevado a la cárcel a numerosas personas que resultaron obligadas a “arrepentirse” para poder salir en libertad. Una persecuta que seguramente llegará a su fin después del 10 de diciembre cuando asuma la presidencia Alberto Fernández.

Ese día, seguramente, será el que se abran las puertas de las celdas para dejar en libertad a todos los presos políticos, desde Milagro Salas para abajo, todos aquellos que fueron llevados a prisión por cuestiones políticas deberían quedar en libertad.

En Entre Ríos, en tanto, el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Emilio Castrillón, se ha pronunciado claramente contra el Ministerio Público Fiscal al asegurar que “los fiscales se creen empleados de Dios”.

Crítico del actual sistema penal entrerriano, Castrillón dijo que cuenta con un borrador para presentar en la Legislatura con sus aportes para mejorar el sistema penal y fortalecer la garantía de la defensa y si lo dice la máxima autoridad del Poder Judicial debemos tomarlo en cuenta y así como se resolvió el juicio por jurados, hacer los cambios que permitan el cumplimiento irrestricto de las convenciones y pactos internacionales sobre derechos humanos que como en el caso Fornerón se estarían soslayando con mengua en la defensa de los implicados en casos en que interviene la Justicia Penal.

Celebremos hoy, la libertad de Lula, injustamente preso y auguremos que el pueblo brasileño pueda reencontrarse con su líder para recuperar el tiempo perdido.

Deja un Comentario