Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Alberto Fernández ya está en México para reunirse con Andrés López Obrador

El encuentro con el mandatario mexicano será este lunes. Fernández también tiene previsto brindar una conferencia magistral y entrevistarse con dirigentes y empresarios mexicanos, entre los que sobresale Carlos Slim.

Alberto Fernández llegó hoy temprano a México en el marco de su primer viaje al exterior como presidente electo. Lo estaba esperando el secretario de Asuntos Latinoamericanos de la cancillería mexicana, Maximiliano Reyes Zúñiga, con una réplica de la camiseta y de la pelota con la que la selección argentina ganó aquí el mundial en 1986 como obsequio. El objetivo del viaje es la reunión que mantendrá el lunes en el Palacio Nacional con el mandatario mexicano, Andrés López Obrador. El mismo día mantendrá un encuentro con empresarios, entre los que estará el magnate Carlos Slim.

Fernández salió de Ezeiza el viernes y arribó a primera hora de este sábado al aeropuerto del Distrito Federal. Su viaje se produjo pocas horas después de haber recibido la llamada de felicitación de Donald Trump, con quien se comprometió a mantener una relación «madura y cordial». Un buen prólogo para su primera salida como presidente. Junto a Fernández viajaron su pareja Fabiola Yáñez, Felipe Solá, Cecilia Todesca, Miguel Cuberos y su vocero Juan Pablo Biondi.

Fernández ya conocía a Maximiliano Reyes porque lo fue a visitar a sus oficinas de San Telmo la semana pasada, donde terminaron de confirmar el viaje. Alberto Fernández quería encontrarse con López Obrador desde la campaña. Quien funciona de nexo entre ambos es el ex senador chileno Marco Enriquez-Ominami -también anda por aquí-, que colabora con el presidente electo con sus contactos en la política internacional y ve grandes coincidencias entre las posiciones de AMLO y de Fernández. También fue a recibir a la comitiva el embajador argentino en México, Ezequiel Sabor.

La cita con López Obrador será este lunes en el Palacio Nacional a las 11. Luego compartirán un almuerzo. La continuidad de ambos países en el Grupo de Lima y la posición hacia Venezuela será uno de los temas importantes que tendrán para conversar. Fernández manifestó en la campaña sus diferencias con la línea mantenida por Mauricio Macri, muy en línea con los deseos de Washington.

Ese mismo lunes, mantendrá por la tarde un encuentro con empresarios, con Slim como figura destacada. El poderoso empresario mexicano supo construir un buen vínculo durante los años de gestión del kirchnerismo.

La agenda se completará el martes cuando el presidente electo ofrezca una conferencia magistral en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, en el marco del Programa Universitario de Estudios sobre Democracias, Justicia y Sociedad de la Universidad Nacional Autónoma de México.

En principio, estaba previsto que Fernández se tomara un par de días de descanso con su pareja. Pero, finalmente, el viaje estará compensando entre las actividades laborales y algunos paseos durante el fin de semana. La comitiva quedó alojada en el hotel Camino Real, engalanado con arreglos florales y esculturas por el Día de Muertos, la particular tradición mexicana que justamente se celebra hoy.

Antes de subir al avión, Solá –a quien se le asignan las mayores posibilidades para convertise en el próximo ministro de Relaciones Exteriores– afirmó en declaraciones radiales que «me estoy acostumbrando de a poco a la idea de ser el canciller» y que sería “un desafío fuerte si ocurre” esa designación.

Por su parte, el coordinador de los equipos técnicos de Alberto Fernández, Nicolás Trotta, afirmó que la Argentina y México «pueden liderar una nueva etapa que se abre en Latinoamérica» y profundizar el proceso de integración de los países que integran la región, y pidió darle tiempo a la relación del presidente electo con el jefe de Estado de Brasil, Jair Bolsonaro. «Que la primera salida de Alberto Fernández como presidente electo sea a México es un mensaje muy importante, no sólo por la trascendencia que tiene México como segunda economía más importante de Latinoamérica sino también porque Andrés López Obrador es una referencia de lo que consideramos debe ser un proceso de profundización de integración latinoamericana», evaluó Trotta.

Deja un Comentario