Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

La hermana del “Cachetón” aseguró que le aportó más pruebas a fiscal sobre el asesinato de su hermano

Sandra, hermana de Guillermo “Cachetón” Carrera, quien falleciera en el Hospital Delicia Concepción Masvernat luego de agonizar en la UTI tras ser baleado en la esquina de la casa de sus familiares en el barrio Independencia, contó que la agresión a tiros contra su hermano se produjo cuando fueron a cobrarle unos pocos pesos que debía de la droga. Muy indignada por el triste final que tuvo, con lágrimas en los ojos dijo: “mi hermano toda la vida consumió, hizo la vida loca pero no merecía que lo mataran como a un perro como lo mataron”.

Sandra le dijo a cronistas de EL SOL que “le aporté nuevos nombres al fiscal Martín Núñez para que investigue la muerte de mi hermano”, y no se cansa de comentar que “a Guillermo lo atacaron a balazos por una deuda por drogas -dijo- esa noche estábamos afuera de casa cuando él pasó y me dijo ‘ya vengo a verte, voy a la esquina‘, y a los pocos minutos sentimos como que discutían y le dije a mi hija: fijate si tu tío está discutiendo con los de ese auto, sí, está discutiendo con el Yair me dijo y ahí nomás sentimos los balazos y mi hermano cayó en la vereda de la casa que era de mi cuñado, y en el piso gritaba ‘el Yair, el Yair‘”, recordó Sandra.

 “Yo tengo más de 20 testigos de los cuales ya presenté algunos ante la fiscalía -aseguró- son los que estaban en la esquina esa noche tomando”, y volvió a hacer hincapié en que “el que le tiró fue uno solo pero andaba otro más con el Yair, el otro que andaban con el que le tiró a mi hermano es uno que le dicen el “Orejita”, y también los testigos dicen que andaba una mujer con ellos en el auto y que fue la que se paró adelante del auto, según los testigos sería supuestamente la mujer del Yair y ella también estaba armada”, contó.

Asimismo Sandra aseguró que “mi hermano no fue un asesino, no fue un violador, al contrario, mi hermano tuvo un hermoso velatorio en el que todo el barrio vino a despedirlo”, y agregó: “yo sé lo que era mi hermano, él se drogaba, vendía drogas, tomaba, yo no voy a tapar el sol con la mano, pero lo único que yo quiero es que no ensucien la memoria de mis otros hermanos, porque mis otros hermanos ya no están, ya cumplieron sus condenas y ya la pagaron, la pagaron con la muerte”, y recordó “todo tiene una vuelta, nosotros no nos vamos a ensuciar las manos, ni con la familia del pibe ese, ni con la otra”, aclaró.

Deja un Comentario