Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Federación: Bravo está preocupado por el hermetismo de la gestión de Cecco

Luego de una amena reunión llevada a cabo entre el Intendente electo y el actual mandatario, en la que Carlos  Cecco se comprometió a colaborar y brindar información para una transición ordenada, preocupa seriamente al equipo técnico de Ricardo Bravo la ausencia total de cumplimiento con lo acordado y la reticencia a informar sobre las decisiones. Especialmente sobre aquellas que surtirán sus efectos durante la próximo gestión.

Desde el entorno del intendente electo, manifestaron ante cronistas de EL SOL que “en los últimos días se viene tomando conocimiento de que el actual Ejecutivo Municipal tendría intenciones de conceder una prórroga de 4 años a la firma Casa Blanca SRL, de César Ferrando, que presta servicios en el parque termal de Federación”, agregando que “existiría incluso un sorprendente dictamen jurídico que en forma arbitraria y en franca contradicción con diversas normas que rigen el Derecho Administrativo avalaría la maniobra”.

No obstante, dijeron que “la antijuricidad de la misma es palmaria, ya que el contrato es por cuatro años, con vencimiento en agosto de 2020, por lo que renovarlo la actual gestión significaría renovar algo que no ha vencido”.

Según el entorno de Bravo, el contrato de concesión dice textualmente: “venciendo en consecuencia el día 03 de agosto de 2020, pudiendo ser renovada por un período de igual tiempo conforme a una evaluación y exclusivo criterio de la municipalidad, sobre si el servicio prestado fue eficiente y se cumplieron satisfactoriamente las obligaciones asumidas. ¿Cómo se podría evaluar ahora el servicio que se va a prestar durante los muchos meses que todavía faltan cumplir?”, se preguntan.

“Es claro -señalan- que para poder evaluar si un contrato se cumplió o no, hay que esperar a que termine de ejecutarse. Es decir que no se puede renovar, por no haberse cumplido una condición específicamente establecida en el contrato de concesión para viabilizar la renovación que es evaluar el cumplimiento”, y recordaron que “por otra parte, renovarlo ahora es claramente antijurídico porque resultaría en un mejoramiento ilegítimo de las condiciones de la licitación originaria respecto de otros oferentes, que si se hubiera previsto en los pliegos  la posibilidad de renovación por cuatro años más sin constatación de cumplimiento de sus obligaciones,  podrían los mismos haber mejorado sus ofertas o incluso la posibilidad de presentarse otros oferentes”, afirmaron.

Insistieron, además, que “más allá de lo estrictamente legal (que se discutirá eventualmente en la justicia solicitando responsabilidad tanto civil como penal de los funcionarios que hayan actuado de manera irregular, en caso de avanzar con esta decisión), desde el punto de vista ético y moral resulta inaceptable que un gobierno saliente pretenda renovar un contrato de concesión que vence y  se ejecutará enteramente fuera de su mandato”.

Asimismo, puntualizaron que “en momentos en que la sociedad ha mostrado una importante madurez, equilibrando las fuerzas de la democracia y en el que el claro mensaje de las urnas es la de requerir responsabilidad y transparencia, en los que incluso el Presidente Macri ha leído el mensaje y parece estar propiciando una transición ordenada, no tiene lugar una maniobra semejante por parte del poder local saliente”.

También, agregaron agregaron que “desde el equipo asesor de Bravo pedimos cordura, que se actúe en nuestra ciudad en sintonía con lo que está haciendo el espacio saliente a nivel nacional (y que no se siga el penoso ejemplo de Paraná), que no tomen decisiones apresuradas, son gobierno hasta el 10 de diciembre y hasta dicho día tienen el mandato y la responsabilidad de actuar con ética y buena fe ante los ojos de nuestra comunidad”, tras lo que señalaron que “no pretendemos cogobernar, pero si ejercer hasta el día en el que nos toca asumir la gestión, la función de contralor de los actos de gobierno que nos corresponde”.

A modo de párrafo final, puntualizaron que “finalmente queremos decir, que hay formas de evitar muchos de los inconvenientes de una transición desordenada y por ello, asumimos el compromiso de que una de las primeras medidas de gobierno será la remisión al Concejo Deliberante de un proyecto de Ordenanza que regule la transición, para que dentro de cuatro u ocho años no se repita nuevamente ésta situación, ya que sabemos que el costo de un desgobierno en definitiva el que lo termina pagando es el pueblo, al que hemos asumido el compromiso de representar”.

Imagen: El Intendente electo, Ricardo Bravo, y el actual mandatario, Carlos Cecco.

Deja un Comentario