Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El peronismo se hizo fuerte en la Provincia y Axel Kicillof se impuso sobre Vidal

El ex ministro de Economía aseguró que la unidad del campo popular fue clave para ganar. Sostuvo que Vidal dejó «tierra arrasada» y prometió que buscarán crear trabajo y mejorar la educación y la salud pública.

El peronismo volvió a ganar la provincia de Buenos Aires de la mano del ex ministro de Economía, Axel Kicillof, al imponerse con un contundente 52,2 a 38,5 con el 93,8 por ciento de las mesas escrutadas. Hace poco más de un año, la gobernadora María Eugenia Vidal parecía tener la reelección asegurada e incluso se especulaba con la posibilidad de que se postulara a presidente en lugar de Mauricio Macri. Sin embargo, la crisis económica nacional y una gestión local deficiente terminaron sellando la suerte de la “estrella” de Cambiemos frente a un candidato que se construyó a si mismo recorriendo toda la provincia en auto desde los inicios del macrismo.

Kicillof fue el primero en tomar la palabra desde el escenario. “Excelente noche, felices noches para todos y todas”, comenzó y celebró: “Hoy una vez más habló el pueblo argentino, decidió el pueblo de la provincia de Buenos Aires. Es una ocasión feliz, maravillosa”.

“Voy a hablar de la provincia de Buenos Aires para empezar, donde hubo un triunfo categórico como lo hubo a nivel nacional, por eso al lado mío están el presidente electo y la vicepresidenta electa en primera vuelta de la República Argentina”, agregó al señalar a Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

Sobre lo que deberá afrontar el Frente de Todos desde el 10 de diciembre, dijo que “el panorama que tenemos después del gobierno de Macri y Vidal es de tierra arrasada”. “Después de cuatro años va a haber una caída de 9 puntos del nivel de actividad, es un retroceso casi del 10 por ciento en solo cuatro años”, agregó.

Kicillof añadió que “estamos adelante de un fracaso de un programa económico neoliberal, adelante de un fracaso en una forma de gobernar”. Y dijo que “hoy tenemos para festejar que lo que ganó es exactamente lo inverso”.

“Así como se hizo esta campaña vamos a tener que gobernar, recorriendo todos los rincones de la provincia, acompañando a los que sufren”, planteó el nuevo gobernador bonaerense. Por último, anunció que “se viene una etapa de reconstrucción de la provincia” y prometió: “Vamos a gobernar con todos y con todas, para todos y para todas”.

  • EL MAPA

El triunfo de Kicillof estuvo apuntalado fundamentalmente por el conurbano bonaerense. De hecho, al cierre de esta edición se imponía solo en tres de las ocho secciones electorales de la provincia: la 1 y la 3 (que incluyen a los partidos del conurbano) y la sección 2, que empieza en Zarate por la ruta 9 y llega al límite con Santa Fe y por la ruta 8 desde San Antonio de Areco hasta Pergamino.

Con el 93,6 por ciento escrutado, en la sección 1 ganaba 51,9 a 38,3 por ciento. En esa sección sobresalieron los triunfos en los distritos de José C. Paz (66,6 a 28,3 por ciento) y Merlo (64,8 a 24,2 por ciento). En esta región hubo varios distritos con corte de boleta, uno fue el registrado en Tres de Febrero donde Kicillof ganó por 48,1 a 41,6 por ciento, pero Juan Debandi, del Frente de Todos, perdió la intendencia con Diego Valenzuela 47,1 a 43,8 por ciento. No obstante, el Frente de Todos recuperó Morón de la mano de Lucas Ghi.

En la sección 3, Kicillof ganó por 59,8 a 30,4 por ciento, fundamentalmente por el aporte de La Matanza (64,8 a 25,2 por ciento), Florencio Varela (67,7 a 22,6 por ciento) y Quilmes (55 a 35,7 por ciento). En este último distrito, el peronismo además recuperó la intendencia gracias al triunfo de Mayra Mendoza sobre Martiniano Molina. 

Deja un Comentario