Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Alberto Fernández: «El daño que le hizo al país la salida de la convertibilidad es semejante al que hizo Macri»

Alberto Fernández prometió dejar de pagar «las tasas usurarias de las Leliq» para garantizarles medicamentos gratuitos a los jubilados.

El candidato a presidente de la Nación del Frente de Todos, Alberto Fernández, cerró este jueves el plenario de la CTA celebrado en Lanús y en el que se definió el regreso a la CGT luego de 25 años.

En ese marco Alberto trazó un paralelismo entre el país que recibirá el próximo 10 de diciembre en caso de resultar electo presidente y el que recibió Néstor Kirchner en 2003. «Cuando miro el presente y veo con lo que nos vamos a encontrar lo que veo es un país casi igual al que recibimos en 2003».

En ese sentido aseguró que «el daño que hizo Macri en apenas 4 años es similar al que sufrimos cuando salimos de la convertibilidad». «La salida de la convertibilidad implicó una devaluación del 300%, en 4 años la devaluación de Macri ya llegó al 500%» siguió el candidato presidencial.

Y disparó: «En 2005 pagamos una deuda con el FMI que se había ido acumulando desde 1957. Pagamos menos de 10 mil millones de dólares y pasamos a la historia, nos habíamos liberado del fondo. En un año y medio Macri tomó una deuda 6 veces mayor a la que se había acumulado entre 1957 y 2005. Una deuda seis veces mayor en apenas un año y medio. Hace apenas dos años no pensábamos en el Fondo».

«Es todo como un volver a vivir lo que ya vivimos -dijo y siguió- cuando Néstor asumió lo primero que hizo fue ir con (Daniel) Filmus a pagarles de los maestros de Entre Ríos y San Juan que hacía meses estaban de paro. Ahora con Macri la paritaria nacional ya no existe, hay un fuerte destrato a los docentes, los han querido reemplazar con voluntarios, todo esto es producto de un gobierno que reniega de la educación pública. No son liberales, son crueles mercantilistas que hacen hasta de la educación un negocio», tras lo que recordó la frase de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, quien sostuvo que «los pobres no llegan a la universidad».

El candidato del Frente de Todos aseguró además que «nos quieren hacer creer que el problema es que tuvimos muchos derechos, nosotros en virtud de esos derechos fuimos distintos al resto de América Latina. Ahora esos derechos los ven como privilegios. Las mejores sociedades son las que distribuyen derechos, no las que los quitan».

Aseguró además que dejará de pagar las altas tasas «usurarias» que convalida el Banco Central de las Leliq para «que todos los jubilados tengan medicamentos gratuitos, para que los maestros tengan un salario digno y que todos los trabajadores tengan su paritaria año a año».

Y concluyó: «tenemos muy en claro cuáles son los intereses que representamos, los de los desocupados, de los que se empobrecieron, de los que tienen hambre, por todos ellos hay que salir y convencer a más argentinos de que otra Argentina es posible».

Alberto trazó un repaso histórico de las crisis argentinas y de los gobiernos peronistas hasta la actualidad para pararse frente «a un nuevo desafío». «Siempre tenemos la culpa nosotros, pero nosotros somos los que ponemos de pie a la Argentina cuando la tiran abajo», subrayó antes del cierre: «Después de cada episodio trágico nos levantamos, siempre nos levantamos. Somos la Argentina, vamos a levantarnos una vez más».

Deja un Comentario