Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Por la falta de apoyo: ¿Estudiantes es de Concordia?

La dirigencia, el miércoles, volvió a insistir en que no cuentan con todo el apoyo que deberían para afrontar semejante desafío año a año.

Estudiantes Concordia cayó en su debut en el Súper 20, el viernes por la noche, pero no es el tema específico que nos ocupa ahora. Sino, más bien, repasar algunas cosas que quedaron de la conferencia de prensa del miércoles cuando presentaron el equipo y donde, obviamente, estaban los dirigentes del básquetbol profesional de la institución, en la persona de Enrique Agosti y Pablo Di Biase.

Y a Enrique Agosti le tocó decir otra vez las palabras más duras, y seguramente fue preparado para ello porque la pregunta al principio de cada temporada suele ser obvia, y tiene que ver con el apoyo al equipo por parte de comercios y empresas de nuestra ciudad, básicamente. Y Agosti, en tono resignado, dijo “no sé si no quieren escuchar o qué, pero tenemos a muchos que nos dicen que no cuando consultamos por apoyo”. Así, Estudiantes afronta una nueva temporada con los mismos sponsors de siempre, que más que nada son amigos de los empresarios que están en el básquet profesional del club, pero que entienden definitivamente como funciona todo esto, si queremos que nos vaya bien a todos.

Y la ciudad nunca estuvo totalmente apoyando a este proyecto-realidad de Estudiantes, que es nada menos que mantenerse en la elite del básquetbol nacional. Incluso siendo Subcampeón Sudamericano, y disputando hasta lo mayor que tiene nuestro básquet que es la Liga de las Américas, la Copa Libertadores del Básquetbol. Aun así, con fervor incluido, nunca pudo pasar de esa cantidad de sponsors, nunca tuvo el apoyo tácito de todos. En todos los otros deportes, generalmente, nos quejamos de la falta de dirigentes, y aquí los hay. Y ellos, en forma seria y responsable, están llevando adelante este “barco”.

Sí, usted dirá “tienen espalda para hacerlo”. Correcto, tiene razón, y nos parece que así debe ser porque si falta un caramelo (por decir algo mínimo) no pueden salir a “manguearlo”, y lo compran de su propio bolsillo para que ese elemento no falte. Y ha pasado con varias cosas, seguramente, como así también cubrir algún que otro déficit que pudo haber. Pero es recurrente que la sociedad comercial y empresaria de Concordia no abra los ojos ante este y casi ningún otro acontecimiento importante, como si estuvieran obrando por fuera de la ciudad, como si fueran aves de paso, y viven de quienes consumen en su ciudad.

Podrían “aprovecharse” del furor o fervor de Estudiantes, estando en el estadio, en la camiseta, donde sea como sponsors, y seguramente ello pueda significar mayores ventas. O hasta quizá, para algunos, solo el orgullo de apoyar, de pertenecer, de ser todos concordienses y no solamente los hinchas del Verde.

Y para encontrar ejemplos no vayamos tan lejos. Chajarí, por ejemplo, lo vemos en el automovilismo, tiene el apoyo de muchísimos comercios para con sus pilotos de automovilismo. Todos tienen sus autos ploteados enteros con empresas y comercios. Todos son Chajarí, y no una sola empresa o comercio. Si les va bien a los pilotos, que muestran el auto, les va bien a ellos, quienes apoyan.

O al menos sabrán que hicieron lo correcto, lo que hay que hacer, que es devolverle a la ciudad lo que la ciudad les da consumiendo en su empresa o comercio. Como decir “sumemos, así todos somos más grandes”. Pero en el caso de Estudiantes no se da y ello provoca el malestar de la dirigencia, que aun así agacha la cabeza y dice “ya está, hay que seguir para adelante”. Pero no cabe duda que llevan la espina de que se puede contar con más apoyo y no lo tienen.

Y vamos a ser más directos aún. Si Enrique Agosti tiene un fetiche y arma su Club Atlético Arroz Dos Hermanos, para darse un gusto personal. Allí podríamos decir “que lo banque él que la produce, la tiene y puede hacerlo”. Pero él, sin obligación alguna, y nada más que movido por una pasión, como el resto de sus pares del básquetbol profesional decidieron volcar su trabajo en Estudiantes, en un club sin fines de lucro, más que el de servir a la sociedad, el de brindar en este caso un espectáculo de elite como un partido de básquetbol de la máxima categoría al menos una o dos veces por semana, y a veces hasta tres.

Y es trabajo y dedicación, porque hay que estar a full en esto. Y no hay otro deporte que tenga semejante responsabilidad. Tenemos más de un equipo de jugadores de fútbol de primerísimo nivel diseminados en el  país y el mundo, pero no tenemos un equipo jugando en la elite del fútbol nacional, por caso. Solo deportes aislados están en la gran elite, como por caso lo tiene la Gimnasia, ya que en otras páginas hablamos del retiro de Osvaldo Martínez Erazun.

Y, por suerte, Estudiantes también dio en el clavo con Eduardo “Chiche” Japez, un señor con todas las letras, porque va al ritmo de la dirigencia y entiende cada cosa que pasa. Por lo mismo no tiene exigencias, más que las básicas que tuvo para armar este equipo de hoy. Y quedan dos fichas para sumar todavía y llegar a la Liga Nacional con el equipo completo.

“Pero lo iremos hablando, tranquilos, a medida que vayan pasando los días, estos partidos del Súper 20”, dijo con total tranquilidad el entrenador, cuando otro quizá estaría mitad ansioso y mitad molesto por no completar el equipo. Un tipo que sabe cómo trabajar en equipo y lo demuestra, sin duda. O un Gamboa, porque Enrique Agosti, casi dejando escapar una lágrima, dijo que “hizo un gran esfuerzo para seguir con nosotros, y eso tiene un valor fundamental”.

Pero falta un poco más de apoyo. Que no solo sea Estudiantes Concordia, sino que sea realmente Estudiantes DE Concordia, porque sin entrar en disidencias que suele brindar la política, hay que decir que una conocida marcha dice simplemente una gran verdad que es “todos unidos triunfaremos”.

Deja un Comentario