Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Se cumplen dos años de la desaparición de Miño y Quintana: “Siento que todos nos abandonaron”

El 21 de septiembre de 2017, los concordienses Cesar Miño y Sergio Quintana bajaron de la camioneta en que viajaban e hicieron compras en una estación de servicio de Monte Caseros. Sus rostros quedaron grabados en las cámaras de seguridad del negocio, fue la última vez que se tuvo noticias de ellos.

Habían salido un día antes, el 20 de septiembre, de viaje a Paraguay, para realizar compras, iban en una camioneta Peugeot Partner y pasaron por las localidades correntinas de General Alvear y Virasoro. Después, se los tragó la tierra.

Veinte días más tarde, una camioneta fue hallada incendiada en una plantación de eucaliptos y de pinos en la localidad de San Carlos. Era la Partner en la que viajaban César Miño y Sergio Quintana, fue identificada por el número de chasis de la camioneta y se determinó que pertenecía a César Miño. La habían quemado el 5 de octubre, según testigos que vieron el humo en el lugar, pero nada más que eso. El vehículo había sido desmantelado, pero de ellos no había ningún rastro.

Al cumplirse dos años de su desaparición, Yanina Duarte, esposa de Sergio Quintana, habló con EL SOL y reclamó por la marcha de la causa, manifestó sentirse sola en la búsqueda y pidió ayuda, para ella y sus hijos. “Necesito que me ayuden, estamos pasando una situación muy difícil, tengo cuatro hijos y hay días que no puedo darles de comer, trabajo como empleada domestica y cuido a personas mayores; también hago fletes en una vieja camioneta que tenemos, pero no me alcanza, nos dejaron solos”.

“No sabemos nada ni de la justicia ni de nadie. Se abandonó la búsqueda, estamos como el primer día, todo quedó en la nada: el fondo de recompensa que prometió la Ministra Patricia Bullrich, los rastrillajes, todo, no hay ninguna respuesta. Yo tengo la conciencia tranquila que hice todo lo que estuvo a mi alcance y fui a todos lados, también estoy agradecida con todas las personas que en su momento mostraron preocupación sincera por encontrarlos”, dijo Duarte.

Consultada por las movilizaciones y marchas que se efectuaron junto a la esposa de Cesar Miño, Flavia Chapay, dijo que no tuvo más contacto con la familia Miño. “No sé nada de ellos, no sé qué hacen, perdimos contacto, el Dr. Martín Jauregui en su momento se había ofrecido a colaborar y hace un año me llamó para preguntarme si tenía noticias, preguntándome a mí, pero cómo iba a saber yo si él tenía los contactos y los medios para averiguar. La causa sigue en Corrientes y no sé si habrá pasado al archivo”, sostuvo.

Duarte reclamó al poder judicial de Entre Ríos, en el sentido de que debería dar algún tipo de respuesta o al menos ampararla. “La justicia de Concordia debería acompañarme, pero como somos humildes no están con nosotros, lo único que puedo hacer es ir a llorar a la puerta de tribunales pero como nadie te escucha, lo que único que tenés que hacer es volverte para tu casa, esto ya no tiene respuesta no tengo nada”, concluyó la mujer.

Deja un Comentario