Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Detienen a integrantes de la banda del robo del año

El pasado mes de abril mientras en Concordia se desarrollaban las PASO provinciales, una banda de ladrones saqueaba la caja fuerte de una casa de cambio, que a su vez se dedica a la venta de oro, ubicada en calle Urquiza, frente a la sede central del BERSA.

Realizando un boquete desde el interior de un edificio en construcción rompieron las paredes hasta llegar a la caja fuerte de la casa de cambio que gira bajo la razón social «Oro Cash», para luego alzarse un botín cercano, según estimaciones, a los 10 millones de pesos.

Este viernes por la tarde, confirmaron a El Sol que una comisión de la policía de Entre Ríos de la Jefatura Concordia, con apoyo de la DDI local, lograron la aprehensión de un sujeto apodado «El Chileno», jefe de la banda que cometió el robo.

La investigación dirigida por el Fiscal Dr. Arias, con personal de la División Robos y Hurtos de la ciudad de Paraná y Personal de la División Criminalística de Concordia, mediante un trabajo minucioso que demandó casi cuatro meses, analizando la recolección de imágenes captadas por las cámaras de seguridad de las inmediaciones donde ocurrió el hecho, sumado al trabajo de calle aportado por personal de esa dependencia, se logró identificar en primera instancia a uno de los perpetradores del robo. Se trata de un delincuente reconocido por su capacidad de operar en delitos con la modalidad conocida como «boqueteros», especialistas en vulnerar sistemas de seguridad y cajas fuertes, de nacionalidad Chilena y forma parte de una banda organizada, que cuenta con integrantes oriundos del vecino país.

Además, informaron a El Sol que el grupo es investigado en distintas provincias del sur argentino donde residen habitualmente. En el caso de Entre Ríos puntualmente fue detenido años atrás por ilícitos cometidos en joyerías y escribanías de la ciudad de Paraná, donde se llevaron 2 millones de pesos y en la ciudad de Crespo.

  • PROCEDIMIENTOS

Durante toda la jornada del viernes se  llevaron a cabo distintos procedimientos por parte de personal de la División Robos y Hurtos de Paraná y de la División Criminalística de Concordia en la ciudad de Bahía Blanca y en Mar del Plata.

Se logró la aprehensión Joel Gaspar Muñoz Jofre, quien al momento de ser sorprendido en la vía pública por los policías entrerrianos y personal de Comisaría Segunda de la ciudad de Mar del Plata, a cargo del Comisario Fernando López , se aprestaba a cometer otro ilícito, encontrándose entre sus pertenencias, herramientas, inhibidores de señal de alarma, guantes, capucha etc., inmediatamente se procedió a reducirlo, detenerlo y ponerlo a disposición de la justicia local, para su posterior traslado a la ciudad de Concordia.

También informaron a nuestro medio que continuaron realizando otros procedimientos, con la colaboración de la DDI Bahía Blanca a cargo del Comisario Fabían Korman secuestrándose en una carnicería y una casa cercana dinero en efectivo, un kilo de droga y otros elementos de interés para la causa. Se destaca la decisión y el compromiso del juez local Figueroa y del fiscal Arias para realizar y continuar la investigación.

Tenía pedido de captura de Interpol

En la banda todos tenían roles asignados desde un contador que se dedicaba a la administración y al lavado del dinero hasta, los operarios de las máquinas, quienes cortaban y vigilaban. Con el dinero que juntaban lo invertían en comercios, supermercados, autos de alta gama camionetas y algunas propiedades.

Joel cometió cuantiosos robos en el país y tenía pedido de captura de Interpol. En la capital de la provincia hizo un boquete y robó 2 millones de pesos de una escribanía, además habría cometido otros atracos en las localidades de Crespo y en Chajarí, antes de llegar a Concordia.

El caso

Fue el domingo 14 de abril, mientras se llevaba a cabo el acto eleccionario en las PASO en la provincia, cuando los delincuentes ingresaron a un edificio en construcción ubicado en calle Urquiza, frente a la sucursal del banco provincial y tras trabajar con amoladoras y herramientas, lograron hacer un primer agujero en una pared, para pasar a una dependencia lindante a una casa de cambio y venta de oro.

Posteriormente, hicieron otro «boquete» en una gruesa pared que conectaba a la parte posterior de una caja de seguridad, ubicada en el local de la casa cambio. Tras cortar la caja de seguridad, los delincuentes se alzaron con el dinero en efectivo que había en la misma. Los sujetos se alzaron con una suma que ronda los 10 millones de pesos entre moneda extranjera y pesos argentinos. Además, en la caja había tres kilos de oro, un revolver calibre 38, una caja de municiones y documentación.

Golpe planificado

Los investigadores señalaron en dicha oportunidad que los ladrones eran profesionales y tenían perfectamente planificado lo que debían hacer. «Es muy probable que estudiaran los movimientos de toda la manzana, donde hay cocheras de estacionamiento. Pero los fines de semana, hay movimiento en el cajero del banco. Los locales comerciales están cerrados en su mayoría», confirmó a El Sol el comisario José Enrique Querencio, en ese momento Jefe de Departamental de Policía de Concordia.

Simularon ser albañiles

Se estima que quienes ingresaron al lugar contaban con información precisa y conocían la construcción por la que ingresaron al local contiguo a la casa de cambios. Además, utilizaron electricidad y cables alargadores, para hacer funcionar los artefactos que usaron para romper las paredes y violar la caja de seguridad.

Además, los sujetos tuvieron tiempo para sacar el dinero en bolsas y luego se fueron. Según sospechan los investigadores, aparentemente, los delincuentes se retiraron por el frente de la obra, simulando ser albañiles que trabajaban en la construcción del edificio.

La alarma no sonó

Según el jefe de policía, «la víctima manifestó que el local posee cámaras de seguridad y alarma, pero que no se activó en el momento del hecho», aclaró.

El uniformado detalló que «al boquete lo hicieron detrás de la caja fuerte, es decir, que los autores del hecho, nunca ingresaron al local, detalle determinado al mirar las cámaras internas del local», explicó.

«El propietario (de la casa de cambio y compra-venta de oro), mencionó que dentro de la caja fuerte, había tres kilos de oro de segunda calidad, que valuó en 3 millones de pesos, menciona que también tenía 5 millones más en moneda de distintas nacionalidades y pesos argentinos, documentación y un revólver calibre 38», señaló Querencio y agregó que «el damnificado realizó la denuncia del robo en la tarde del lunes 15 de abril».

El agradecimiento del comerciante

En dialogo con El Sol este viernes por la tarde y consultado por la detención de la banda de “El Chileno”, el comerciante agradeció profundamente a la policía y a las autoridades judiciales.

Deja un Comentario