Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El gobierno no puede pagar y pide más plazo

Después de una jornada frenética en los mercados financieros, con otra pérdida de reservas de más de 500 millones de dólares, el ministro de Hacienda reconoció la imposibilidad de cubrir los vencimientos en tiempo y forma y planteó una reestructuración general de la deuda, de corto y largo plazo, local e internacional. Lacunza también admitió que está virtualmente caído el acuerdo con el FMI y planteó que se buscará «reperfilar» los vencimientos con el organismo. No se privó de atacar a los opositores.

El Gobierno anunció una reestructuración de deuda con bonistas, bancos y el Fondo Monetario Internacional. Tras reconocer la imposibilidad de afrontar los próximos vencimientos de deuda, lo que quedó reflejado en que la licitación de letras de este miércoles quedó desierta, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, presentó cuatro puntos que buscan extender los plazos de vencimientos de estos y otros instrumentos.

La voluntad de los bancos y acreedores será clave para determinar si la operación tendrá o no éxito. Es decir, el gobierno de Cambiemos condujo a la Argentina a una nueva cesación de pagos. Una semana después de asumir, Lacunza reconoció que habrá que renegociar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y no informó si habrá un nuevo desembolso del organismo, como estaba previsto se hiciera el mes próximo. “Vamos a reperfilar los vencimientos con el FMI”, confirmó el ministro de Hacienda.

El primer punto corresponde a una renegociación de los plazos de letes y lecap en poder de los inversores institucionales, que representan el 10 por ciento de los tenedores pero más del 90 por ciento del capital en esos instrumentos. Para éstos se extenderá entre tres y seis meses el vencimiento. Para los tenedores individuales no habrá, por el momento, una renegociación de los plazos de cobro, según informó el ministro. Lacunza no brindó detalles de cuál sería la estrategia si los bancos rehusaran no cobrar los vencimientos en tiempo y forma.

La segunda medida que anunció Lacunza es el envío al Congreso de un proyecto de ley para la reestructuración de deuda local, la cual se realizará sin quita de capital o intereses, contraviniendo la ley de administración financiera.

El tercero anuncio incluye una extensión de vencimientos de bonos bajo legislación extranjera y contengan cláusula de acción colectiva.

El último punto anunciado es el inicio de conversaciones para un «reperfilamiento» de los vencimientos con el FMI, los cuales caían principalmente en 2021-2022.

Tras una nueva jornada de corrida cambiaria, que llevó el dólar a 60,17 pesos, y en la que el riesgo país superó los 2100 puntos, Lacunza abrió la conferencia de prensa con un mensaje político a la oposición, a la que el Gobierno sigue intentando responsabilizar por su fracaso: «Todas las fuerzas políticas queremos ganar las elecciones, pero no es excusa para poner en riesgo la estabilidad de todos los argentinos».

El ministro de Economía pidió el respaldo de todas las fuerzas políticas para avanzar en la restructuración de la deuda. «Nadie puede solo, ni un presidente ni un legislador», arengó Lacunza.

Tras las apreciaciones políticas, el ministro anunció las cuatro iniciativas para reestructurar la deuda.

Deja un Comentario