Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Marcos Senesi y Lucas Robertone fueron convocados a la Selección

Ambos fueron convocados por Batista para la Selección Argentina Sub 23, que en enero disputará el Preolímpico en Colombia. Talento celeste y blanco.

Alguna vez habrán pateado, de muy pequeños, gritando “Gol de Argentina”, más allá de alguno del club del que puedan ser hinchas. Ninguno de los dos había nacido con la proeza de Diego Maradona en el 86, con aquel gran equipo consagrado Campeón Mundial en México. Solo han visto videos y han escuchado mil comentarios sobre lo que pasó aquella vez, porque sus padres sin duda que habrán dejado caer alguna lágrima en esos festejos, porque fue realmente un título emocionante y el último que ha registrado Argentina a nivel Selección en un Mundial.

Tampoco había nacido, siquiera, para la última consagración de un equipo nacional mayor, en 1993, en aquella Copa América. Pero no desconocen lo que es la Selección, porque sin duda desde que llegaron a la Primera División del Fútbol de AFA habrán sabido que dieron un paso importante para estar cerca, o al menos ilusionarse, con ser jugador de selección. Y desde el domingo lo son. Es que el “Bocha” Batista los convocó a los dos para estar en el equipo que va a jugar el Preolímpico en el mes de enero, que del 15 de enero al 2 de febrero se jugará en Colombia. Y ambos se ganaron esa convocatoria en base a regularidad, pero más que nada a su talento.

Marcos Senesi se consolidó casi definitivamente como titular en la defensa de San Lorenzo, formando una dupla de experiencia y juventud junto a Fabricio Coloccini. Si bien tuvo, lógicamente, un período de altibajos, quizá propios de su juventud, siempre tuvo en claro el norte y redobló su trabajo para poder regularizar su nivel y lo consiguió. Si bien, obvio, no es indiscutido, ocupa un lugar importante en la consideración del entrenador, Juan Antonio Pizzi, lo que le da confianza para desarrollar el enorme talento que tiene y no nos cabe duda que será un caudillo en años más.

Lucas Robertone también se ha consolidado en el medio campo de Vélez. Si bien también tuvo ausencias por lesión o por cuestiones tácticas, hace bastante tiempo que para Gabriel Heinze es titular y casi el motor de la mitad de la cancha. Tiene todo, marca, dinámica, llegada y gol. Y a esto hay que agregarle una extraordinaria pegada, lo que lo hace un jugador de lo más completo del fútbol argentino.

Estuvo tentado por Sporting de Lisboa, según los rumores, pero todo habría quedado en la intención y seguirá jugando en Vélez, al menos por esta temporada. El entrenador nacional, Batista, habrá visto en él un panorama de solución en varios aspectos, porque Lucas puede jugar en cualquier puesto de mitad de cancha, ya que también posee adaptación donde lo pongan.

Senesi no es mucho de llegar al gol, al menos de convertirlos, aunque ha tenido situaciones por ir a buscar centros al área rival. Robertone sí ya conoce y bastante las mieles del gol, donde quizá el más trascendental haya sido a River hace un tiempo, y que además significó el triunfo del equipo de Liniers sobre los de Nuñez. Un gol que recorrió el país y que fue tapa de los diarios, generando en Lucas un impulso notable. Pero, por su humildad y educación de familia, siempre tuvo los pies sobre la tierra, y trabajo mediante siguió consolidándose. Ni siquiera lo distrajo este rumor de su posible pase a Lisboa, que al parecer por ahora no se concretará de todas maneras.

Ambos tienen la misma raíz, el Club Salto Grande, donde jugaban juntos y sus otros compañeros eran Leo Godoy, hoy en Talleres ya a punto de volver tras una dura lesión, y  Marcos Kremer, hoy un fantástico jugador de Rugby que es también poco menos que inamovible en Jaguares y Pumas. En aquella época de joven era arquero, pero luego supo que el rugby era su deporte y su gran físico de hoy lo ratifica.

Ambos, Senesi y Robertone, harán realidad un sueño de selección. El primero, porque es obvio que el segundo será el de vestir la de la Mayor, para lo que también están capacitados y con el tiempo pueden llegar a tener esa oportunidad. Hace bastante tiempo dijimos “¿por qué no ilusionarnos con verlos en la selección?, cuando hicimos un artículo que hablaba de la gran cantidad de jugadores que aporta Concordia al fútbol nacional.

Y llegó el momento, el que se pura y exclusivamente por el talento de ambos jugadores, y hay otros de nuestra ciudad que también pueden llegar. Porque, por suerte, la “usina” que es nuestra ciudad sigue generando jugadores que surgen de los potreros, que luego llegan a algún equipo de aquí y se proyectan para pegar el salto al fútbol de AFA.

Claro que en la gran mayoría de los casos sin jugar en la primera división de nuestro fútbol, porque se los llevan muy jóvenes. Pero son nuestros y hoy, en el caso de Senesi y Robertone, viven la vida color celeste y blanco. Lo que les da un orgullo muy especial. Y sabemos que será una camiseta que no les quedará grande. Felicitaciones para ambos.

Deja un Comentario