Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Intensa búsqueda de un piloto de parapente que cayó en la costa de La Pedrera

En el aparato viajaba el piloto, Leandro Ramos, y una mujer de 56 años de edad que se encontraba haciendo un vuelo bautismo. La mujer logró nadar hacia la costa y el hombre desapareció en las aguas heladas. La búsqueda marítima fue suspendida por mal tiempo hasta nuevo aviso. Las tareas de rastrillaje lograron encontrar una parte de la hélice.

Las tareas de búsqueda de Leandro Ramos, el piloto de parapente argentino que se accidentó ayer domingo en La Pedrera (Rocha) fueron suspendidas este lunes por mal tiempo, informó Marcelo Etchevers, vocero de Prefectura. 

Por el momento se continuará con el rastrillaje costero, pero quedaron suspendidas las patrullas aéreas y marítimas que comprendían también tareas de buceo, informó Etchevers quien confirmó que se logró encontrar una parte de la hélice del aparato. 

«Hay mucho viento que dificulta enormemente las tareas lo cual hace prácticamente imposible hacer el rastreo tanto por la cantidad del viento como de las olas», agregó Pablo Benítez, vocero de Bomberos y recordó que el hecho de que tuviera un arnés también complica la situación.

Efectivos de Prefectura, Bomberos, Fuerza Aérea y  Aviación Naval realizan una intensa búsqueda de un meteorólogo argentino que se precipitó al océano Atlántico mientras pilotaba un parapente frente a las costas de La Pedrera, Rocha.

El hecho tuvo lugar cerca de la hora 16:00 de ayer domingo ante la mirada de decenas de turistas que apreciaban las maniobras del aparato en medio de una jornada soleada.

En el aparato viajaba el piloto, Leandro Ramos, y una mujer de 56 años de edad que se encontraba haciendo un vuelo bautismo. La mujer logró nadar hacia la costa y el hombre desapareció en las aguas heladas.

Los primeros en prestar auxilio a los accidentados fueron los curiosos que observaban la escena. Pocos minutos después llegó personal de Prefectura, que trajo un gomón, y más tarde un equipo de bomberos que comenzaron a buscar al ciudadano argentino.

  • «ESTABA ATURDIDO»

El vuelo empezó como «una experiencia alucinante». Desde bien arriba se podía ver el paisaje y Cecilia Corso filmaba cada segundo de su viaje de bautismo junto a Leandro Ramos a quien le aseguró: fue «lo mejor que hice en mi vida», indicó. 

El panorama cambió luego de que, tras apagar el motor unos segundos, no pudiera ponerlo nuevamente en marcha. «Empezamos a girar, yo me di cuenta que se me daba vuelta el mundo, cuando me di cuenta chocamos contra el agua, tremendo golpe del costado derecho», relató. 

Tras la caída quedó boca arriba, el agua le tapaba la cara y no podía respirar. Notó que Ramos no podía sacarse el arnés y lo mismo le pasaba a ella. «Traté de girarme como si fuera un cinturón de un coche. Me saqué al arnés y pude respirar, volví a sumergirme y me saqué el de los pies», dijo Cecilia. 

«Respiré un poco y me acerco, él estaba con la cabeza afuera del agua y le digo: ‘trata de sacarte el arnés’. Me acerco y él se agarra de mí y me hunde. Me alejo, vuelvo a acercarme y a intentar tranquilizarlo. Pero estaba aturdido. Le digo: ‘agarrate de algo’, luego queda toda la vela entre nosotros y no lo veo más», cuenta.

El frío y el cansancio hizo que su único pensamiento fuera nadar hasta la costa: «Cuando me cansaba hacía la plancha y cuando podía volvía, tenía claro que no podía parar porque hacía un frío bárbaro». 

Cerca de llegar un hombre con una tabla la asistió y logró salir a tierra firme. «De aquí en más el 11 de agosto voy a festejar mi cumpleaños», expresó.

Deja un Comentario