Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

«Me Gustaría»

Me gustaría que pudieras comprender el terror de una mujer a las 3 de la mañana, mientras buscamos  una señal, un movimiento, un signo vital en su marido de 40 años que se encuentra tirado en el suelo de su casa y no lo encuentro. Iniciando RCP de todas maneras esperando traerlo de vuelta a la vida, sabiendo intuitivamente que ya es demasiado tarde, pero deseando que su mujer, su hijo y toda su familia que miran desde lejos aterrorizados, sepan que hicimos todo lo posible para tratar de salvarle la vida.

Me gustaría que pudieras estar en la sala de urgencias de un hospital o sanatorio, cuando un médico declara por muerta a la hermosa niña de 5 años, que he estado tratando de salvar durante los últimos 25 minutos, esa niña que nunca tendrá su fiesta de 15 años, su primera cita ni tampoco volverá a decir las palabras »  Te  quiero mamá».

Me gustaría que pudieras conocer la frustración que siento, al ver  mi chofer pisando a fondo el acelerador de la ambulancia, tocando y tocando sirena mientras tú no te haces a un lado, ni cedes el paso en una intersección o en una retención de tráfico. Sin embargo cuando nos necesitas, el primer comentario al llegar es :  Porque demoraste tanto?.

Me gustaría que puedas conocer mis pensamientos mientras ayudo a sacar a un niño de los restos de un automóvil, si fuera mi hermana? Mi amigo? O mi mamá?

Cual va a ser la reacción de ese padre cuando conteste el  teléfono y sea la Policía,  sabiendo que hace 2 horas su hija salio de su casa para ir a una fiesta.

Me gustaría que pudieras saber lo que se siente.

el enviar a mis compañeros a un aviso y que se nos detenga el corazón cuando no responden al llamado de nuestra operadora o recibir la espeluznante llamada de un niño o una mujer pidiendo auxilio y ver caer una gota de sudor de la frente del operador tratando de concentrarse en mantener la calma  de  ese niño que llama aterrorizado, mientras nosotros salimos volando para llegar a ese domicilio a tiempo.

Me gustaría que pudieras entender el desgaste físico, emocional y mental de las comidas perdidas, día del padre, Navidad y acontecimientos importantes que suceden en tu familia y no poder estar ahí disfrutando con ellos, el sueño interrumpido, los amigos y actividades sociales abandonados por cumplir con la labor.

Mas allá de todas las tragedias que mis ojos  han visto  y las  vidas que se me han escapado de las manos , me gustaría que pudieras conocer la satisfacción y gratitud personal que me produce el ayudar a salvar una vida, subir al primer piso del hospital a llevar una chica que está a punto de dar a luz, salir y cruzarte en el pasillo de la unidad de terapia intensiva con la familia  de aquel señor que sacaste el dia anterior de un paro cardio respiratorio,  y escuchar las palabras » Gracias Señor por salvarle la vida a mi papá» » no me voy a olvidar nunca de lo que hiciste por el» .

Me gustaría que puedas ser capaz de estar ahí en momentos de crisis o de crear orden y calma donde solo había caos total.

Me guitaría que pudieras entender lo que se siente el tener a un niño tirando de la manga de tu campera y preguntando «Esta bien mi mamá? Sin siquiera poder ser capaz de mirarlo a los ojos sin que se me cayera una lagrima y sin saber que decir.  O tener que hacer a un lado a una persona que ve a su madre recibiendo ventilación asistida de mi compañero mientras trato de subir la camilla a la ambulancia lo más rápido posible.

A menos que hayas vivido esta clase de vida, nunca podrás entender o apreciar por completo lo que soy, lo que somos o lo que nuestro trabajo significa para nosotros.

Sin embargo me gustaría que pudieras entender que cuando te levantas para comenzar tu día hay un equipo que está preparado y decidido a arriesgar su vida para salvar la tuya.

Ese es el Servicio de Emergencias al cual pertenezco y formo parte. 

Relato de Juan Andrés Guibaudo

Servicio Integral Municipal de Emergencias Sanitarias 105

Deja un Comentario