Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Paraná: Agente imputado por el robo de celulares de la policía fue trasladado a Investigaciones

Uno de los tres acusados por la sustracción de teléfonos para su venta ilícita fue asignado a la División Delitos Económicos de la fuerza.

La causa por el robo de celulares de la Policía de Entre Ríos avanza en la Fiscalía de Paraná con tres personas imputadas, que integraban la División Comunicaciones de la Dirección Operaciones. Uno se encuentra de licencia por tal situación, otro continúa en el área observado, pero el tercero fue trasladado a un área sensible de la fuerza: la Dirección Investigaciones.

La semana pasada, el jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, firmó la resolución que indica: “Trasladar, por razones de servicio, al agente del Cuerpo de Servicios Auxiliares N.J.F. (…) desde la Dirección Operaciones y Seguridad a la Dirección Investigaciones”.

Luego el decreto, publicado el 13, sostiene formalmente: “Por la Dirección Personal, notifíquese a los causantes de lo dispuesto en el presente, fecha y con las constancias respectivas gírese al área pertinente a sus efectos”.

Según la investigación que lleva adelante el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull, este joven acusado sería quien se apoderó en forma ilegítima de unos 80 celulares nuevos que estaban en una caja en el área en la cual se desempeñaba y luego se los entregó a quien los habría vendido a clientes que, de buena fe, los compraron. Este, lógicamente, le otorgaba un porcentaje de la ganancia.

Así funcionó entre febrero y marzo el sistema que tiene a tres personas acusadas por el delito de Peculado. Entre ellos el mencionado N.J.F., quien había entrado a la Policía hacía solo tres meses, y no resulta casual que su padre era un integrante de la plana mayor de la fuerza, retirado a inicios de este año. Como en casi todas las áreas del Estado, ser “hijo de” otorga privilegios para lograr un puesto laboral, aunque en la Policía esto se observa en forma abundante.

Pero en este marco, lo que llamó la atención a propios y extraños es que el joven fue trasladado de la División Comunicaciones a la División Delitos Económicos de Investigaciones. Es decir, un área en la que se maneja información sensible sobre diferentes causas y hechos delictivos.

Tal como se ha informado acerca del devenir de la causa de los celulares robados, se explicó que la fuerza provincial tiene una amplia flota de teléfonos entregados en comodato por Personal, la empresa prestataria del servicio. Cada tanto se envían aparatos para reponer los que se rompen, según informó Uno.

La División Comunicaciones, de la Dirección Operaciones y Seguridad, es el área encargada de recibir, repartir y reparar los celulares, entre otras funciones. Hasta los cambios implementados a inicios de este año el área estuvo a cargo del comisario inspector Claudio Velázquez, quien incluso fue ascendido a subdirector de Ayudantía General de la Plana Mayor.

En junio de 2018 fueron entregados unos 200 celulares de diversos modelos. Algunos fueron distribuidos en áreas policiales, pero la mayoría quedaron guardados.

Entre febrero y marzo, previo a los cambios dispuestos en las distintas áreas de la Policía, el director de Operaciones saliente, Gustavo Schierloh, preguntó por los celulares que habían llegado siete meses antes. Nadie supo responder, por lo cual se dirigió a la Fiscalía a radicar la denuncia. Así comenzó a ventilarse públicamente esta irregularidad.

Se localizaron varios de los celulares faltantes, y quienes los tenían dijeron quién se los había vendido. De este modo llegaron al hombre que los recibía de los efectivos policiales para comercializarlos. Aún faltan algunas medidas, pero las principales pruebas ya están en el legajo.

Deja un Comentario