Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Dos legisladores del kirchnerismo y dos de Bordet, el acuerdo del gobernador con Fernández

Lauritto, el número puesto del mandatario provincial como primer varón y suenan dos nombres de mujeres del sector “Somos” por el cupo. Urribarri, Blanca Osuna y Gustavo Guzmán por Unidad Ciudadana, aunque Piaggio quiere poner el suyo.

La semana pasada, con el segundo mandato como gobernador asegurado, Gustavo Bordet se reunió con el candidato a presidente de Cristina Fernández, Alberto Fernández.

El pedido del concordiense fue que en la Provincia de Entre Ríos haya una sola lista justicialista para el Congreso Nacional, con el fin de evitar reacciones internas y competencias externas.

“Acompaño pero en Entre Ríos tenemos que ir con una sola lista”, palabras más, palabras menos fue el pedido de Bordet.

El resultado final del encuentro con el compañero de formula de Cristina Fernández fue un acuerdo que implica dos candidatos en los lugares expectantes en los dos cuerpos de la lista para cada uno de los sectores peronistas de la provincia.

En otras palabras: dos candidatos para Bordet, dos candidatos para el kirchnerismo.

La Provincia de Entre Ríos renueva en este 2019 siete bancas en el Congreso Nacional, tres en la cámara alta, cuatro en la baja.

Los que se van en el senado son el gualeguaychuense Pedro Guastavino (PJ), la paranaense Sigrid Kuntah (PJ) y el gualeguaychuense Alfredo De Ángel (Cambiemos), en diputados, Yanina Gayol (Cambiemos), Juan Manuel Huss (PJ), Marcelo Monfort (Cambiemos) y Julio Solanas (PJ).

Una elección nacional que en Entre Ríos se perfila polarizada entre el Frente “Todos”, con la fórmula de los Fernández, y el Frente “Juntos por el Cambio” que lleva el binomio Mauricio Macri-Miguel Pichetto, por lo que el ganador se llevará dos bancas por cada cuerpo de la lista y el perdedor una y dos, respectivamente.

Por el kirchnerismo, los nombres más fuertes de los distintos sectores que lo compone son el del ex gobernador y actual presidente de la cámara de diputados, Sergio Urribarri, el de la ex intendenta Blanca Osuna y por el solanismo, el del actual diputado provincial Gustavo Guzmán, cada uno de ellos con sus propios pergaminos.

Urribarri mantiene una estrecha relación con ambos integrantes de la formula peronista, vinculación fuerte nacida durante sus mandatos como gobernador, transitando los pasos primero con Fernández al frente de la jefatura de gabinete del presidente Néstor Kirchner y luego con la actual senadora nacional como presidenta.

Blanca Osuna, por su parte, mantiene una amistad con la ex presidenta, vinculación también surgida en su período como intendenta y que cosechó todos estos años a través del Instituto Patria.

Gustavo Guzmán por pertenecer al sector de quien declinó en su postulación a enfrentar a Gustavo Bordet en las pasadas elecciones provinciales, el del actual diputado nacional y diputado provincial electo, Julio Solanas.

Los tres forman parte de los nombres más fuertes que suenan desde el interior del kirchnerismo para acceder a las candidaturas al Congreso Nacional.

Por parte del bordetismo, el intendente de Concepción del Uruguay, José Lauritto, es el primer número puesto del mandatario provincial para encabezar uno de los dos cuerpos de la lista peronista, sonando también los nombres de dos mujeres del sector denominado “Somos Mujeres”, por el cupo.

Hasta el momento no han aparecido otros espacios reclamando lugares, aunque es sabido que el secretario general de la gobernación, Edgardo Kueider, hace fuerza para que su segundo, Emiliano Gómez Tutau, vaya al Congreso, quiere a un hombre de su riñón en Avenida Rivadavia 1864 (CABA).

Sin embargo, al tratarse de un hombre sin trayectoria política, su nombre genera rispideces entre la militancia y dirigencia peronista y una candidatura suya podría hacer estallar a varias filas y cuadros del justicialismo.

Por eso, desde la gobernación se pergeña una importante ingeniería necesaria para que el funcionario acceda a una banca en la Nación, ingeniería montada sobre el corrimiento que surgiría de la renuncia de Juan José Bahillo a la diputación nacional.

El ex intendente de Gualeguaychú dejaría su banca próximamente para ser ungido por Bordet como ministro, ante la designación la dimisión al Congreso es obvia y natural, produciéndose un corrimiento con el resto de los entonces candidatos.

La lista de diputados nacionales del 2015 se conformó con Bahillo en primer término, luego Mayda Cresto, tercero Gustavo Zavallo, cuarta Carolina Gaillard y quinta Claudia Gieco, en dicho periodo fueron 5 las bancas a renovar.

Cresto continuará en su banca hasta el 2021 que culminan los mandatos, así,con el corrimiento, el lugar de Bahillo quedaría para Gustavo Zavallo.

Sin embargo, el actual diputado provincial fue electo recientemente para renovar su cargo, es decir, ya tiene su lugar asegurado en la legislatura provincial hasta el 2023, asumir como diputado nacional por dos años, teniendo por delante cuatro, no parece negocio.

En la misma situación se encuentra la entonces candidata a diputada nacional en quinto lugar, Claudia Gieco, quien fue electa el pasado 9 de junio como senadora provincial, la diamantina asumirá dicho cargo.

La única que estaría en libertad de asumir es la actual secretaria de turismo de la provincia, Carolina Gaillard, sin embargo, la mantendrían en su cargo así el socio de Kueider accede a la diputación nacional: Emiliano Gómez Tutau, la ficha que pone Kueider en el Congreso.

Un corrimiento que impedirá a Bordet cumplir con su compromiso con Concordia para los pasados comicios provinciales.

En un acuerdo con el intendente Enrique Cresto, en el cual estuvo presente el secretario general de la gobernación, el mandatario se comprometió con el actual diputado provincial Alejandro Bahler para designarlo al frente de Turismo e incluso elevarlo al rango de ministerio.

Con la permanencia de Gaillard en dicha cartera, lo acordado no se respetará, maniobra que si bien hará imposible cumplirle a Bahler, evitará la bronca de la militancia y dirigencia por el acceso a una banca de un hombre con trayectoria política nula.

Con este dilema zanjado, Lauritto aparece como el único hombre en la lista con el primer lugar asegurado.

En una entrevista reciente el intendente de La Histórica aseguró que aceptaría ocupar un lugar en nombre del peronismo: “si mañana hay que ocupar algún cargo a favor del peronismo lo ocuparía”, palabras que ratifican lo expresado por su alfil, el intendente electo de Concepción, Martin Oliva a este Portal que lo postuló como candidato a legislador nacional.

Con el nombre de Lauritto mas el de una mujer de “Somos Mujeres” para encabezar una de los dos cuerpos de la lista del PJ y el otro para Urribarri y Blanca Osuna, Bordet y Fernández cierran la nómina del peronismo provincial para el Congreso Nacional.

Aunque, en los últimos días tomó fuerza la idea de que Martín Piaggio quiere también meter una persona de su sector en la lista. El intendente que saca a relucir su caudal electoral en su ciudad argumenta sobre la perdida de representatividad para Gualeguaychú, departamento que, según el intendente, pierde un legislador con al salida de Bahillo,

En la misma situación está Paraná, que pierde dos diputados, aunque revertiría con el segundo de Kueider.

Lugar, el de Gualeguaychú, para el cual Concordia (Bordet y Kueider), eligió a Paraná para reemplazar con Gómez Tutau.

A menos de 5 días para el cierre de las listas, el acuerdo entre Bordet y Fernández es un gran alivio para el mandatario provincial el cual evita internas y fuertes cuestionamientos, impidiendo que se presente otra lista justicialista acompañando a los Fernández y, rifar así, el resultado electoral que obtuvo en la provincia

Un Bordet que para evitar que los votos obtenidos se le licuen, cierra la lista con dos lugares expectantes para su sector y dos para el kirchnerismo.

Fuente: davidricardo.com.ar

Deja un Comentario