Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

En rescate del patrimonio arquitectónico de la ciudad

“El patrimonio no es el valor arquitectónico de un edificio, es un todo, es lo que ocurre alrededor”.

En el marco del aporte del Colegio de Arquitectos a la recuperación cultural de la ciudad, se realizan diferentes acciones tendientes a rescatar la importancia del patrimonio arquitectónico de la ciudad.

Lucas Bortolín, presidente del Colegio Arquitectos de Concordia, manifestó que “después de cualquier intervención mínima de un espacio,  la ciudad lo empieza a utilizar como propio, por eso la importancia de la concientización, realizamos una recorrida por los lugares simbólicos de la ciudad, en obras de Alejo Martínez, un constructor que dejó alrededor de 35 obras en Concordia y su estilo modernista, además del Palacio Arruabarrena de mucha historia, junto a Maria del Carmen Bonicalzi, quien nos cuenta las vivencias de los lugares , tan importantes como la arquitectura”.

Es una tarea que debe perdurar en el tiempo es legado que debemos lograr para la ciudad que hace que la gente pueda apreciar su valor, el rol del estado en la preservación de los espacios es fundamental.

El Sol dialogó con el prestigioso arquitecto Julio Arroyo de la ciudad de Santa Fe, quien  refirió la importancia de la recuperación de espacios y del valor arquitectónico de Concordia. “Lo más importante es encontrarse con la gente y los ambientes donde viven las personas. En ese caso a esta ciudad que conocía, volver es como llegar por primera vez, porque me impacta la calidad de su arquitectura, tan ecléctica que refleja otros momentos del tiempo como la obra de Alejo Martínez que van marcando la historia de la ciudad y la evolución de la gente y sus formas de vida y lo que se mantiene es lo que denominamos el patrimonio de la ciudad, que cuando se suma a lo intangible , relatos, historias, es allí que se conforma la cultura urbana que en este caso de la ciudad es tan rica”.

Consultado sobre la preservación, partiendo de la concientización por un sentido de pertenencia, precisó: “Puedo destacar que evidentemente han realizado un trabajo importante de un inventariado de estas obras, que es el primer paso necesario para avanzar, es un reconocimiento profesional de qué hacer, ya sea desde el punto de vista técnico que puede incluir la restauración de piezas, pero lo más importante es ampliar este discurso para colocarlo en el medio social y este el trabajo de involucramiento de la difusión en los medios periodísticos es fundamental, para que estas valoraciones no solo queden en personas particulares singulares como historiadores o arquitectos, ni de sensibilidad especial para apreciar estos edificios. Se necesita exceder ese grupo y que alcance masivamente a la sociedad, para transferir esa satisfacción por ver estos lugares para muchos”.

-¿Luego de logrados estos procesos se podría trascender a un desarrollo arquitectico –turístico?

“Por supuesto que sí. Las oportunidades del patrimonio es que sea apreciado por los propios en primer lugar y también por los visitantes que se van a llevar la impresión de una ciudad pujante, como lo es a lo largo de su historia, porque ha tenido mucho impulso y lo sigue teniendo. Rescato apreciar esa calidad de los edificios antiguos y nuevos que tiene. Se visita una ciudad viva en pleno movimiento y desarrollo que se enriquece en el segundo grado con la comprensión a través de relatos organizados con la arquitectura de períodos locales, que son las que contribuyeron a que la ciudad sea lo que es, estamos en presencia de una ciudad que tiene que conservar lo que tiene de bueno en ambientes más igualitarios y equitativos”, sostuvo.

Por último, Arroyo definió el concepto del patrimonio arquitectónico desde lo referencial. “El patrimonio no solo son los edificios históricos, también los entornos urbanos, se considera patrimonio por ejemplo a una plaza y todo lo que ocurre alrededor, es un todo,  un sistema que está funcionando”.

Deja un Comentario