Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Fueron a una casa porque había un puma en cautiverio, pero se encontraron con que había dos

Tras un llamado anónimo a la División de Abigeato de la Delegación Concordia, alertando de que en un domicilio en la zona este de la ciudad, tenían un puma en cautiverio, grande fue la sorpresa de los uniformados cuando en el lugar se encontraron con que no era un animal, sino que eran dos.

De inmediato se procedió a labrar las actuaciones al tenedor de los animales, un hombre de 64 años, quien había manifestado que los rescató de chiquitos en la provincia de Santa Fe. Por no haber un lugar para tener este tipo de animales en Entre Ríos, momentáneamente quedaron con el propietario de la finca.

En este sentido, el oficial principal Luis Duarte, a cargo de la Brigada Provincial de Delitos Rurales (Abigeato) en Concordia, dijo a cronistas de EL SOL que “tras una llamada anónima nosotros realizamos un allanamiento en las inmediaciones de calle Echagüe y 6 de Caballería, donde se constató la presencia de dos pumas, de la fauna silvestre autóctona de Entre Ríos, que está en peligro de extinción”.

También, resaltó que “por la orden de allanamiento se constató a dos animales, uno de ellos tendría aproximadamente unos 90 Kgs y unos 14 años de edad, sería un animal adulto; el otro tendría unos 25 Kg, de aproximadamente un año de edad”.

Asimismo, indicó que “los animales estaban en buenas condiciones, en una jaula de 6 x 6, de 3 metros de alto. El propietario de la finca nos manifestó que él los había rescatado de la provincia de Santa Fe”.

“Se dio intervención a Recursos Naturales para poder trasladar esos animales a alguna reserva para ir adaptándolos a la vida silvestre; pero, lamentablemente, en la provincia no tienen un lugar que cuente con las condiciones necesarias para este tipo de reinserción, sería en vano largar el animal más grande porque, volvería a la ciudad ya que está acostumbrado a ver gente, o moriría en el monte; entonces, se optó por dejarlos al cuidado de quien lo tiene en cautiverio, recayendo toda responsabilidad civil y lo que llegara a surgir en adelante hasta que desde Recursos Naturales encuentren donde poder llevar estos animales”, detalló.

Consultado el policía acerca de cómo hacen para ingresar a nuestra provincia con esos animales sin ser detectados en los controles camineros, el policía dijo: “los traen de chiquitos, hasta se los puede confundir con un gato doméstico porque cuando son muy chiquitos se parecen a los gatitos -dijo y precisó- este señor manifestó que los trajo de muy chiquitos a los dos”.

2 Comentarios

    • adriana
      30 mayo, 2019

      y para que tanto lio,estan en extincion,fauna no tiene un lugar para preservarlos,todo cuento como le hicieron creer al proteccionista y veterinario,que todo estaba bien,una verguenza,pobres animales

      Reply
    • Osvaldo Luján Gómez
      30 mayo, 2019

      Crié desde que tenía días (a los 7 días de estar en casa abrió los ojos) a un «mampelau», vivió 7 años y medio, mientras que en la naturaleza viven alrededor de 6 años. Vivió y murió en mis brazos llena de amor. La rescaté cuando no tenía esperanzas de vivir porque habían matado a su madre. Hay muchos actos de amor de este tipo. No metamos a todos en la misma bolsa, hay veces que son actos de amor y estos animalitos ya no están preparados para vivir en la naturaleza. Martina (así se llamaba mi hermosura), un día se escapó mientras estabamos trabajando (creo que estaba en celo) y volvió sola a casa a los tres días muerta de hambre y pidiendo «upa» para dormir. Pensemos en el bienestar de esos pumas y no censuremos sin conocer la verdadera realidad por la cual este señor los estaba criando. No todos los que amamos a los animales somos malos en nuestro accionar. Yo lloré ante lo inevitable de la muerte de viejita de Martina. Vivió y ME DIÓ muchísimo amor. Osvaldo

      Reply

Deja un Comentario