Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El Gimnasio Municipal revive y hará homenaje

Hoy desde las 20.00 horas se Reinaugura el remozado Gimnasio Municipal y dentro del mismo se hará homenaje a Regatas Voley, equipo que fue Campeón de la B y ascendió a la Liga Mayor en 1994.

Hoy viernes se vivirá una noche muy emotiva en el Gimnasio Municipal. Se realizará la inauguración de las obras de refacción y puesta en valor del Gimnasio que impulsó el intendente Enrique Cresto, y además el legendario equipo del Club Regatas que hace 25 años lograba el histórico ascenso a la Liga Nacional A de Vóley, disputará un partido homenaje contra una selección de jugadores de distintas localidades.

Luego de un intenso trabajo llevado a cabo por la Secretaría de Deportes y la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad, llega un día que será muy especial para el deporte concordiense. La colocación de piso deportivo, el cambio del techo, la mejora en las paredes, el climatizado del lugar, entre otros trabajos que están culminando de realizarse en el Gimnasio Municipal, ubicado en Corrientes y San Juan, volverán a brindar la posibilidad de que Concordia cuente con una Gimnasio de todos los concordienses en las mejores condiciones.

INAUGURACIÓN Y 25 AÑOS DE UNA HAZAÑA

La inauguración de las obras de puesta en valor que está terminando de realizar la gestión del Intendente Cresto se realizará hoy viernes 17 de mayo a las 20.00 horas, y todos quienes asistan tendrán la oportunidad de asistir a un merecido homenaje. Hace 25 años en este mismo Gimnasio, el equipo de Voleibol del Club Regatas (Regatas Voley) ganaba los dos primeros partidos de los tres que disputó en una vibrante final con el Club Gimnasia de Tucumán. Luego ganó de visitante el primero de los encuentros que se iban a jugarse en la provincia tucumana, y con un resultado global de 3 a 0, el equipo concordiense se consagraba Campeón Nacional de la Liga B y ascendía a la Liga Nacional A de Voley.

El equipo que logró aquella hazaña estará presente y serán los encargados de inaugurar el nuevo piso deportivo de la cancha, en un partido homenaje especial. La actividad es libre y gratuita para todo público, y se invita a acompañar a todos los concordienses a acompañar este merecido homenaje y a conocer las remodeladas instaladas del Gimnasio Municipal que se construyó en el año 1975.

UNA DE LAS GRANDES ALEGRÍAS

En aquel año 1994, daba mis primeros pasos en el periodismo y mediante Diario El Sol, con la anuencia del Director Luis Mazurier y gracias al excelente grupo del voleibol, me decidí a viajar junto a ellos contando todas las vivencias del torneo nacional. Fueron momentos espléndidos, con un grupo maravilloso, respetuoso, amable y en deporte súper profesionales. Unos monstruos, y todos nuestros, a excepción de Luciano Tales Guimaraes, el brasileño que vino a probarse a Concordia y deslumbró a todos.

Entre los partidos jugados aquí, y los que se jugaron afuera, fueron jornadas épicas, y obvio que queda en la retina ese último partido en Tucumán. Donde por lógica había un pensamiento de “nos cocinan”. Pero este grupo era tan fuerte, y en lo deportivo tan competitivo, que lograron esa hazaña de barrer a los tucumanos con un terrible 3 a 0 y quedarse con el ascenso histórico para Concordia.

Ya nombré a casi todos día pasados, Marcelino “Peteribí” Cottet, “Chepa” Prat, Alejandro Bordacahar, Franco Zanier, los hermanos Humere, Guimaraes, y seguramente otros que ahora se me escapan, pero que dejaron una huella enorme que hoy felizmente es reconocida por todos. Por supuesto, todos guiados por el Gran Maestro Aníbal Challiol, quien con sus conocimientos y el gran manejo del grupo fue la pata importantísima del logro.

Ojalá vuelve a prender fuerte este deporte en Concordia y más aún si en algún momento vuelve a haber una “generación dorada” como la de estos muchachos que ascendieron. Lo que hicieron no puede quedar en un simple recuerdo, por su esfuerzo, dedicación, talento, pasión. Alguien debe volver a tomar las riendas y seguir esa huella.

Por: Edgardo Perafán

Deja un Comentario