Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Arrojan pintura sobre un móvil de la Central de Tránsito

Los motociclistas que andan sin control los domingos por la noche en la Costanera le arrojaron pintura a un móvil de la Central de Tránsito en un hecho vandálico sin precedentes. Las bandas de motociclistas tienen escapes libres y corren picadas generalmente lo hacen los fines de semana por la noche en la Costanera hasta la madrugada.

Esta vez, mientras los agentes de tránsito concurrieron a la costanera ante el llamado de los vecinos, los forajidos pasaron con sus motos y uno de ellos arrojó pintura al móvil cuando los agentes estaban en el interior del rodado.

Se trata del móvil 146 una camioneta Chevrolet Spin afectada a la guardia urbana de prevención de la Central de Tránsito, el insólito episodio dejço boquiabiertos a los inspectores que en los últimos días vienen sufriendo amenazas y agresiones de todo tipo.

Cabe recordar que el viernes, el inspector Ramón Gómez recibió una patada en su pómulo izquierdo y debió ser trasladado hasta un sanatorio para su atención tras ser agredido cuando se aprestaba a enganchar un automóvil que estaba abandonado en la vía pública, en las inmediaciones de Diamante y República del Paraguay.

Esta vez, el atentado vandálico según precisó a EL SOL el director de la repartición pública, Walter Báez, ocurrió alrededor de la una de la madrugada del lunes cuando los inspectores concurrieron a las inmediaciones de Avenida Castro alertados por los vecinos que una banda integrada por cerca de 20 motociclistas, circulaba acelerando sus motores, realizando una verdadera contaminación sonora y molestando a los vecinos que estaban descansando.

Además, el trayecto que une Gendarmería Nacional con la rotonda de Mitre, en ese instante era utilizado como pista de picadas. Fue en ese momento cuando arribó al lugar el móvil municipal y, desde una de las motocicletas, un sujeto que iba de acompañante lanzó el contenido de un balde con pintura de color azul a la camioneta Chevrolet Spin.

Luego de la agresión los vándalos huyeron dispersándose en diferentes direcciones, “nosotros realizamos la denuncia para continuar la investigación del caso, pensamos que estaba premeditado, nadie anda en moto un domingo de madrugada con un tarro de pintura sin tener la idea de hacer algún daño, es un hecho lamentable refleja una conducta de personas que quieren vivir en nuestra sociedad sin ningún tipo de control, es una agresión a nuestros compañeros, todo es repudiable y lamentable, no se respetan los espacios públicos y son adolescentes que lo toman como una diversión. Nosotros estamos trabajando y los padres también son responsables, ellos tienen que saber en qué andan sus hijos y qué es lo que hacen cuando salen a la calle”, afirmó el funcionario.

Deja un Comentario