Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Mujeres tobas venden sus artesanías para poder subsistir

El Sol las encuentra en las calles de Concordia, bien dicho está que nuestra ciudad es tierra de oportunidades, cuando algunos quieren referenciarla como uno de los distritos más pobres de la argentina, Concordia sigue albergando a todos y las mujeres tobas no son la excepción.

“Hace un mes que recorren esta provincia vendiendo bolsos, canastos y materas artesanales. Pertenecemos a la comunidad aborigen toba de Chaco y vinimos a recorrer la región para vender nuestros productos. Acá vamos a estar unos días, lo que hacemos  son trabajos de palmera blanca y los vendemos y así vamos juntando para ayudar a nuestras familias, para que nuestros hijos puedan seguir estudiando. En Chaco está todo muy difícil, no hay trabajo y por suerte algo ganamos”, contó una de las mujeres.

Al igual que ellas, muchas otras mujeres de la comunidad optaron por salir de su tierra natal para vender sus artesanías. “La situación nos empujó a salir a vender a dejar a nuestras familias, tenemos maridos que tienen changas y no cuentan con un empleo fijo, pero no alcanza”.

Ellas son beneficiarias la AUH y con lo que perciben solo les dura unos días, a lo que agregan: “El resto (del dinero) hay que ganárselo lejos de casa, dejando a los hijos, pasándola mal, caminando mucho o durmiendo en una plaza”.

En cuanto a la venta, indicaron: “Nos fue bien, la gente nos trata bien y conversa con nosotros, venimos por necesidad, nuestra comunidad somos muchos, no tenemos oportunidades mi marido no tiene trabajo, somos de la localidad de Castelli”.

Para hacer un canasto hay que elegir la palma, cortarla, dejarla reposar y luego tejerla; el armado les demora más de dos días. “Para nuestras comunidades siempre hay olvido, estamos ofertando lo que nos queda y si todo sale bien nos vamos, con esto compramos la ropa para la escuela y los útiles, la vida es muy cara para nosotros”.

1 Comentario

Deja un Comentario