Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Se realizó la audiencia para pedir elevación a juicio del caso Acuña

Ayer se realizó una audiencia en los tribunales locales para pedir la elevación a juicio del caso de David Acuña, el joven de 19 años acusado de matar a su madre y su abuela el domingo 9 de septiembre del año pasado; el imputado por el sangriento hecho está detenido en la Unidad Penal N° 3 de Concordia. Actualmente se le están realizando estudios psicológicos para ver si el detenido comprende la imputación y si se puede determinar la capacidad del imputado de estar en juicio.

Sobre lo resuelto en la misma, el fiscal Martín Núñez confió a EL SOL que “se realizó la audiencia para la remisión de la causa a juicio donde se iba a determinar que tiene cerrada la producción de evidencias que se necesita para preparar el juicio. En este caso la defensa solicitó la suspensión del tratamiento de la audiencia en atención a que va a requerir, mejor dicho, manifestó que ya requirió una pericia psicológica más profunda para Acuña en atención a no satisfacer su demanda el informe remitido por la Unidad Penal de Concordia, que ya había sido requerida oportunamente por la defensa para determinar la capacidad o no de estar en juicio el imputado”, explicó.

“La defensa pidió que se suspenda el plazo hasta que se pueda producir una pericia más profunda sobre el mismo y siempre ofreciendo la prórroga de la prisión preventiva por el lapso de 60 días más para poder recabar esa prueba”, agregó.

Consultado el representante del ministerio fiscal acerca de si ellos evaluaron actualmente cómo estaría psíquicamente el imputado, Núñez respondió que “como abogado que soy, solamente puedo tener un parecer, yo no soy idóneo para expedirme sobre eso pero no dejo de notar que en los primeros momentos cuando se hizo la declaración de imputado, cuando recién comenzó la causa, lo dictaminó el psiquiatra de tribunales, el Dr. Curotto, manifestó que el imputado estaba en condiciones de ir a juicio” y agregó que: “hay un informe del psiquiatra de la UP3 y por más que sea escueto, también mencionaron que estaba en condiciones de estar en juicio, por lo tanto esos son dos indicios que tengo en cuenta de poder llegar a una conclusión”, advirtió.

“Estaremos pendientes de lo que se produzca como pericia -esbozó- que tengo entendido que va a ser de una institución oficial, con lo cual eso brinda ciertas garantías de que la misma no sea manipulada ni que sea parcial”, concluyó.

EL CASO

Un terrible crimen se había cometido el domingo 9 de septiembre del 2018 en el barrio “La Roca” cuando un joven asesinó a su propia madre e hirió gravemente a su abuela (quien posteriormente falleció) tras golpearlas con una madera. Según los vecinos, “el motivo del terrible crimen fue que no le dieron plata para comprar droga”.

Los mismos vecinos habían relatado que “escuchaban los gritos desgarradores de las dos mujeres, cerca de las 5 de la mañana” del sangriento domingo. Todavía estaba oscuro en ese momento cuando “vieron de rodillas a la mujer mayor, mientras la otra intentaba huir hacia la esquina pero sus fuerzas le impidieron continuar”. De nuevo David Acuña, de 19 años, “habría empezado a golpearla en la cabeza con una madera con tanta furia que le provocó el estallido del cráneo, era su propia madre a la que golpeaba ferozmente”, comentaron.

A los pocos minutos, Mabel Narváez, de 56 años, falleció como consecuencia de las graves heridas que le había propinado su propio hijo. “El pibe estaba enfermo, no podían controlarlo, estaba loco por la falopa”, había relatado un vecino del lugar a EL SOL.

Contaron que “David Acuña les hacía la vida imposible a las dos mujeres y que practicaba de rituales de magia negra en combinación con las drogas, mencionaron que estaba muy enfermo y su adicción era incontrolable”.

Debajo de su cama, “Acuña había cavado un pozo y quería hacer un túnel”, no se sabía para qué, se comentó en su momento que “las quería matar y enterrarlas en la casa”, habían señalado los vecinos que “no podíamos distinguir si era un sueño o era realidad lo que habíamos escuchado y lo que habíamos visto”.

En el terreno de las fantasías y suposiciones, los vecinos llegaron a comentar que “en la práctica de los rituales pretendía ofrendar las dos vidas y por eso no descartan que el pozo que estaba cavando fuera para sepultarlas”.

Dejar un comentario