Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Un caco educado le dijo ‘hola qué tal, cómo te va’ a su víctima cuando lo encontró dentro de su casa

Siguen los reclamos ante nuestro medio por parte de los vecinos del barrio Cipo (zona Hospital Mavernat) por el accionar de los delincuentes que tiene a maltraer a una barriada que ya no sabe qué hacer, aseguran que “llamamos a la Comisaría Cuarta pero jamás aparecen”.

César Vivero, uno de los tantos vecinos afectados por los amigos de lo ajeno, dijo a cronistas de EL SOL que “antes de ayer (por el martes) eran las 7:10 de la mañana, mi señora ya se había ido a trabajar, yo estaba en el baño higienizándome y ahí escuché un ruido, supuse que era la vecina que salía de su casa, vuelvo a escuchar otro ruido y pensé que era mi señora que se estaba yendo, pero sigo escuchando ruidos y con el cepillo de dientes en la boca voy a mirar a la pieza y estaba un muchacho, yo lo quise manotear y le dije `¿Qué estás haciendo acá?´, a lo cual me respondió descaradamente: `Hola que tal, ¿cómo te va´, y salió corriendo por la ventana de adelante que la había roto, no alcanzó a llevarme nada pero me rompió el vidrio de una ventana de aluminio para entrar”.

Asimismo, César, quien se domicilia en Ituzaingó y 11 de Noviembre,  prosiguió diciendo que “menos mal que fue enseguida que escuché ruidos y lo encontré en mi habitación porque en la otra estaba mi hija durmiendo y no tuvo tiempo de llevarse nada. Se ve que rompió una reja, le pegó a la ventana y el vidrio se rompió, metió la mano y abrió la ventana para entrar”.

“Lo cómico de todo esto -dijo sonriente- es que los chorros del barrio son educados, porque cuando le pregunté ¿qué haces acá? me dijo: `hola que tal, ¿cómo te va´ y salió corriendo y atravesó la ventana como si fuera un atleta”, relató.

“FUI A LA COMISARÍA Y NO HABÍA NADIE”

Alejandro, otro vecino del lugar, que se acercó mientras el cronista de este medio entrevistaba a Vivero, escuchaba atentamente y, luego, se sumó, comentando su experiencia, que asombra a propios y extraños.

El vecino recordó: “fui el día 17, a las 7:30 de la mañana, a hacer una denuncia a la comisaría 4ª porque me habían robado, entré a la misma, estaba todo abierto, recorrí toda la dependencia y no había nadie, me fui hasta el patio golpeando las manos hasta que vino un policía de Alcaldía y me preguntó: ¿Que anda buscando?, a lo que yo le respondí que quería hacer una denuncia, entonces el policía me dijo `el oficial se fue a tribunales´ y yo le respondí: `mire que no hay nadie y está todo abierto´ y me retiré”.

Pero, su relato no terminó ahí, porque siguió contando situaciones que evidencian, por lo menos, negligencia policial. “Yo le comenté a un amigo que es policía -recordó Alejandro- y él me dijo que `hay un armario en la comisaría, donde guardan las escopetas, podría haber entrado alguien y las podría haber robado´, eso fue lo que me dijo mi amigo policía”, destacó.

1 Comment

    • bruno alberto rojas
      21 marzo, 2019

      LLamar ala cuarta y nada es lo mismo el barrio centemerio yuniversidad es tierra de nadie los ladrones son dueños de la calle amanecen gritando robamdo y molestando a la gente de trabajoy llamar a la cuarta es lo lmismo que nada son familiares de los ladrones y lo que hacen es avisarles que fulano esta llamando la policia es un cancer que tien enquistado la sociedad eso si para molestar a cualquer laburante estan disponibles los sres agantes

      Reply

Dejar un comentario