Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Familiares de Romina Duraez consideran que el juez debería otorgarle la prisión domiciliaria a la enfermera

Tras la audiencia solicitada por Romina Duraez, la enfermera imputada en la causa por la que quedó preso el médico Daniel Ojeda, el juez de Garantías, Mario Figueroa desestimó el planteo del abogado defensor Carlos Ruiz Díaz de lograr que la prisión preventiva sea domiciliaria.

Ante esto, la familia de la joven consideró ante nuestro medio que “se le presentaron 43 evidencias nuevas por de la defensa y un estudio psicológico los cuales ni siquiera fueron revisadas por el fiscal, inclusive en la audiencia el fiscal Núñez se las pasó con el celular, eso es poco serio”, exclamaron y agregaron: “el juez no tiene coherencia al tomar decisiones que favorecen a unos y afectan a otros. Es el mismo magistrado que le otorgó la domiciliaria al muchacho que asesinó en La Criolla, a Romina la tiene encerrada”, compararon. 

En este sentido, Mauricio Sebastián Duraez, hermano de la enfermera, le dijo a EL SOL que “mi hermana está detenida desde hace 50 días con prisión preventiva, hace 50 días que la causa está en las mismas condiciones porque no se avanzó nada. Cuando a ella le dictaminaron la prisión preventiva que fue el 31 de enero, recién el 15 de febrero nos dieron el expediente, y el 19 de febrero tuvimos acceso a las evidencias, lo cual en esos 20 días no tuvimos oportunidad de nada, ni siquiera de poder defenderla cuando el Fiscal Núñez se paseó por todos los medios explicando, mediatizando el tema y exponiendo la figura de mi hermana”, se quejó Mauricio.

“En la audiencia se le presentaron 43 evidencias nuevas por parte de la defensa y un estudio psicológico -dijo- las cuales ni siquiera fueron revisadas por el fiscal, inclusive en la audiencia el fiscal Núñez se pasó con el celular, eso no fue serio para nada y nos sentimos burlados por él”.

“Lo que le hicieron a mi hermana -expresó Mauricio- es imponerle una condena porque ya excedió los primeros 30 días que se habían dado por la investigación, ahora ya van 50 días de detención y se sigue en el mismo lugar, la intención es pedir otra prorroga para que vaya a un Penal de otra ciudad, desmejorar su situación porque la mandarían a otra ciudad y no podría ver a sus 3 hijos”, lamentó.

“EL JUEZ FAVORECE A UNOS Y AFECTA A OTROS”

Más adelante Carlos Duraez, el padre de Romina, expresó que “el fiscal dijo que a mi hija la va a tener detenida hasta el día del juicio, aparte el juez de garantías, el señor Mario Figueroa dice que no le puede otorgar la prisión domiciliaria porque es una persona peligrosa en el sentido de fugarse o entorpecer la causa, y curiosamente este mismo juez le dio la prisión preventiva al muchacho que asesinó a otro joven en La Criolla, entonces yo me pregunto ¿con qué mide este juez? porque no tiene coherencia al tomar decisiones que favorecen a unos y afectan a otros”, espetó.   

“LOS HIJOS LLORAN POR SU MADRE”

Asimismo Mariana, la tía de la enfermera dijo ante EL SOL que “mi sobrina es madre de tres criaturas, es sostén de familia, ella paraba la olla para darles de comer, para vestirlos, para criarlos, ahora estamos tratando de contener a los chicos porque están enfermos, lloran por su madre, empezaron la escuela y piden por su madre, es muy complicado poder contenerlos psicológicamente también a esos niños porque ellos son chicos y no entienden la situación”.

Sobre el juez de garantías aseveró que “a mí no me puede representar una persona que está comprobado que le dio la domiciliaria a un asesino y resulta que a ella, porque es mujer, la discrimina, queremos que se revea esta situación en el Superior Tribunal de Justicia, queremos que se revea en Paraná por los derechos de la mujer porque nosotros damos todas las garantías de que mi sobrina va a estar acá con nosotros, que el juez no tenga miedo de nada”.

Deja un Comentario