Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Echeverry y Silveira coronaron todo con un bronce

Los concordienses Alejandro Silveira y María Itatí Echeverry lograron la medalla de bronce en bochas por parejas en los Juegos Olímpicos Especiales en Abu Dhabi. Tuvieron una actuación que quedará en la historia del deporte.

Una frase, que no por repetida deja de ser importante, decía “con el viaje ya estamos hechos, es el premio a todo lo hecho hasta aquí”. Y la dijo Alejandro Silveira a una semana antes de partir hacia Abu Dhabi, junto a María Itatí Echeverry, para participar de los Juegos Olímpicos Especiales, nada menos. Entonces, si nos tomamos de esa frase toma más relevancia aún lo obtenido.

No es que ellos iban sin confianza y a pasear, nada que ver, y quedó demostrado totalmente que no fue así. Fueron más convencidos y preparados que nunca. Y en su mentalidad estuvo lo que obtuvieron. Ayer, coronaron su actuación ganando la Medalla de Bronce en Bochas por Parejas, en lo que fue la culminación de los Juegos para ellos. Esto significa que ganaron medalla en todo lo que participaron. Arrancaron con aquella Medalla de Plata en el primer día de competencia, al participar con la Selección Argentina en Bochas por Naciones.

Dos días más tarde, Tati Echeverry impactó a todos al ganar la Medalla de Oro en Bochas Individual. Y ayer, en Parejas, Tati y Ale llegaron al Bronce. Anteayer, en Parejas, en el primer turno perdieron ante Abu Dhabi, en el segundo turno fue triunfo por siete puntos a Dinamarca, luego se le ganó por dos puntos a Bélgica. Eso hizo que ayer jugaran ante Islas Barbudas y cayeran derrotados. Islas no había ganado ningún partido hasta ese momento y los chicos nuestros no hicieron buen partido, quizá algo más relajados, y por ello no pudieron ganar.

De haberlo hecho peleaban Medalla de Plata. Pero fue Bronce, y absolutamente nadie puede estar disconforme, sino por el contrario más que orgullosos por lo que ha hecho esta pareja, que será recibida como corresponde, con todos los honores este sábado cuando lleguen a nuestra ciudad por la tarde.

Como ya hemos dicho, la dupla, que representa al Área de CAFESG y son entrenados por Ricardo Lagraña, han pregonado con el ejemplo. Y esto no se construyó de la noche a la mañana, fueron años de trabajo de Tati y Ale en el deporte, incursionando con respeto, con perseverancia y sobre todas las cosas talento, el que fueron desarrollando aún más en cada entrenamiento, en cada torneo que jugaron, sea chiquito o grande.

Y justamente esta semana, en el más grande se agrandaron. Y valga el juego de palabras porque así fue, para regalarnos una alegría tras otra y ese sentimiento de orgullo que trascendió fronteras, en este caso a través de las redes sociales por la comunicación tan fluida que hay por estos días. Tati y Ale partieron con ilusión, primero la de subirse a un avión por primera vez, segundo por conocer un lugar de los más bellos (Abu Dhabi) y tercero por hacer lo mejor posible dentro de la cancha.

Ojo, no era este el orden de prioridades, sino que antojadizamente lo ponemos nosotros ahora. Sí fue el orden de cosas vividas, claro, por una obviedad de que primero fue el avión, luego el arribo y luego la competencia. Pero ellos fueron, disciplinada y humildemente, a cumplir lo que digan sus profesores de la Selección, a formar parte de un equipo tirando todos para el mismo lado y cuando no les tocó estar en la cancha, lo hicieron afuera alentando a sus compañeros.

Y esto lo han hecho con total naturalidad, porque lo hacen habitualmente en nuestra ciudad cuando van a ver un espectáculo deportivo, siempre tratando de que Concordia coseche una alegría con su aliento, con su presencia.

Creemos que, en este caso, todos creían en ellos, aun quienes no los vieron jugar. Porque se han ganado el afecto de muchísima gente, quienes los han llegado a conocer y quienes no los han tratado personalmente. Y se sumarán más tras seguramente saludarlos por este gran logro.

Pero había una confianza grande en ellos, porque simplemente se sabía que Dios tenía algo guardado para ellos, que no iba a dejar que tanto sacrificio quede ahí nomás. Y los hace volver con cinco Medallas Olímpicas, que son solamente los elegidos los que pueden ostentarlas. Tres son de Tati y dos son de Ale. Pero como son pareja y son una sola cosa, son cinco medallas y el cariño por igual para los dos, las felicitaciones por igual para los dos, el orgullo igual para los dos, el abrazo igual para los dos. La gloria igual para los dos.

Son dos deportistas, son ahora Deportistas Olímpicos, son Medallistas Olímpicos entrando en la historia de la historia de nuestra ciudad y sin duda que ese ha sido el cambio para ellos. Pero lo que no cambiará seguramente nunca es que simplemente son “Tati” y “Ale”, porque así los conocemos y ellos querrán que eso no se modifique. Felicitaciones, por el logro, por la humildad, por el talento, por el ejemplo.

Por que enseñaron que los obstáculos están para superarlos, y no para desalentarnos y quedarnos. Que la vida está más allá de todo, que se puede ser feliz con todo y con todos. Que siempre se puede dar un paso más. Gracias por mostrar un camino y decir “es este”. Gracias por tanto “Tati” y “Ale”. Vuelvan, que un pueblo emocionado quiere aplaudirlos. Y felices de que los destinatarios de esos aplausos sean ustedes.

Deja un Comentario