Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Grave denuncia de una abogada: La droga «circula como agua» en las cárceles entrerrianas

«Es un secreto a voces que dentro de nuestras unidades penales, circulan los materiales estupefacientes para consumo, como si fuese agua», sentenció la abogada Corina Beisel.

Sus declaraciones fueron en el marco de un juicio abreviado en el que su defendido, Pablo Daniel Olivera, sobrino del reconocido narco Petaco Barrientos, acordó una pena de 11 años de cárcel por el homicidio de Emiliano Rodríguez. Durante la audiencia, el procesado reconoció, ante el Tribunal que lo juzgó, su adicción a las drogas.

«Cuando Olivera dice `yo soy consumidor´, siendo que desde hace meses que está alojado en la Unidad Penal, es un dato relevante para todo el Sistema Penitenciario y el Sistema de Ejecución de Penas en la faz judicial», apuntó la abogada.

«Estos jóvenes, durante su adolescencia, transitan el consumo de drogas, la deserción escolar, la falta de inclusión en actividades deportivas; luego terminan ingresando al sistema carcelario y continúan allí con su relación de consumo de drogas», explicó Beisel.

En la oportunidad, la letrada recordó a «jueces y fiscales», que «hay toda una dimensión que involucra a personas que han cometido un delito y por el cual deben responder, que es la faz de Ejecución de Penas». Y en ese sentido, remarcó: «La faz de Ejecución de Penas cuenta, tanto judicial como administrativamente, con escasísimos recursos para aplicar el tratamiento resocializador».

Para la letrada, el Sistema Penitenciario «hoy está fracasando. No es que va a salir como un ser moralmente más elevado, pero mínimamente, que adquiera algunas herramientas», encomendó.

La abogada penalista advirtió las falencias en el sistema de Ejecución de Penas y en el Servicio Penitenciario. «Se saca de circulación durante un tiempo a un sujeto, y la sociedad se tranquiliza, pero luego, ese sujeto que no permanece para siempre dentro de la unidad penal, egresa de ella con mayores dificultades de las que tenía al ingresar», advirtió Beisel, al tiempo que se preguntó: «Cómo vamos a hablar que un sujeto va a ingresar a un sistema carcelario y va a salir mejor».

En el marco del juicio abreviado por el cual su defendido acordó 11 años de cárcel, la abogada subryó que Olivera «consume en el penal», y en ese sentido, apuntó: «Él tiene que reparar el delito que cometió, pero su relación de consumo de drogas no puede dejarse de lado, porque actualmente, subsiste».

Fuente: El Once

Deja un Comentario