Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El contador acusado de integrar una asociación ilícita no aparece: Piden que lo busque Interpol

El profesional involucrado en la investigación por lavado de dinero aún no aparece. Se cree que pudo haber abandonado el país por lo que no descartan librar un exhorto a Interpol. “Tiene dinero suficiente como para estar en una isla paradisíaca sin ser identificado”, dijeron a nuestro medio los investigadores.

Se trata de Guillermo Bahr, profesional de Ciencias Económicas matriculado en el colegio local, que operaba además en el rubro de aserraderos, la investigación pudo determinar que proliferaron numerosas facturas apócrifas y los llevó a detectar que un contador público, de gran participación en el caso, pudo estar alerta a los movimientos y hasta el momento se encontraría prófugo.

Había creado una supuesta asociación ilícita, junto a tres personas más. Una de estas personas es la pata financiera, se dedica a cambiar los cheques. El circuito de lavado dinero de esas facturas truchas terminan en la financiera de esta persona, destacaron a EL SOL en una parte del modus operandis de “la banda del lavado”.

Los detenidos, Rubén Abalo, Ernesto Palazzotti y Luis Eckerdt, están actualmente en la Unidad penal de nuestra ciudad, donde hace una semana están privados de la libertad, pero el profesional no aparece. Se cree que pudo haber abandonado el país por lo que no descartan librar un exhorto a Interpol. “Tiene dinero suficiente como para estar en una isla paradisíaca sin ser identificado«, dijeron a nuestro medio.

Se estima que el perjuicio económico, sólo en 2018, fue de 1.200 millones de pesos y en una sola empresa se estima que facturó 60 millones de pesos de IVA. Dada la cantidad de facturas apócrifas descubiertas, desde la Justicia estarían buscando a las usinas donde se generaba este circuito ilegal. Por otra parte remarcaron que “no se estaría buscando al que usa la factura trucha, sino que dada la proliferación de facturas falsas, se buscará a las usinas”, se cree firmemente que hay más personas dedicadas a esta estafa al estado.

¿QUIÉN ERA EL DUEÑO DEL DINERO?

Es la gran pregunta que se formulan los investigadores de la banda de lavado de activos, o al menos quien era el destinatario, jefe de la banda o el líder de la organización, “el profesional utilizo su oficio y el conocimiento, hizo su aporte técnico y científico para el armado, utilizó toda una ingeniería muy pensada para defraudar al fisco, pero seguramente obedecía a un jefe”, señalaron.

Deja un Comentario