Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Robo en Chile, “chorearon” el Latino…

1-2-3-4-5 en el marcador del Latinoamericano corrido en el Club Hípico de Santiago, alegra solo a los chilenos, pero entristece la competencia del turf de Sudamérica, porque esa hegemonía no existe y es contraproducente, trayendo consecuencias, seguramente.

Es como ir a la altura de Bolivia a jugar al fútbol o a correr a Perú (Monterrico), con sus canchas de arena profunda en donde nadie se adapta y solo ganan los locales.

Conclusión…luego nadie quiere ir y ese es el triste final.

Si la OSAF quiere organizar una competencia pareja entre países (Argentina, Chile, Brasil, Uruguay y Perú) tiene que lograr igualar las condiciones.

Sobre todo de pistas, porque del resto es todo igual.

Y en las pistas hay dos aspectos fundamentales como son: el sentido de correr y lo otro, el piso.

En el sentido, todos son como Argentina, girando a la izquierda y solo el Club Hípico es a la derecha.

Por eso es que sostengo que debe mandar la mayoría, para igualar.

Lo otro importante debería ser la distancia a correr.

Y no puede ser de que un año sea en 2000 (como éste) y otro sobre 2400 (como en el 2017, en el mismo Chile, en el Valparaíso Sporting).

Por eso creo que después de 33 años de correr el Latino, ya es hora de modificarlo, igualando las condiciones y creo que la elasticidad debería ser 100 metros y no más.

Y digo 100 metros, porque en determinados hipódromos (de acuerdo a la distancia) estos 100 más o menos, te pueden hacer largar de un codo y es imprescindible cambiar.

Creo también que la OSAF debería verificar (bajo su responsabilidad) el estado de cada pista cada año (hablando de riego y demás en la arena y corte y otros, en césped).

Está claro que el sistema es rotativo y funciona como una rueda con engranajes que va girando año a año y hoy ya se sabe a quién le toca el próximo 2020, corriéndose siempre en marzo.

Y la opción de césped y arena también debe ser, porque depende de a quien le toque y cual sea su superficie.

Poniendo en ejemplo de Argentina, Palermo es arena, como La Plata y San Isidro es césped.

Y a la hora de jugarme con la opinión, digo que la distancia debería ser en 2000 metros, que es la distancia internacional por excelencia

Se sabe que en Palermo debe ser en 2100, por la ubicación del codo.

Digo 2000 porque en Sudamérica estamos más influenciados por EEUU y no por Europa, que podría ser de 2400 (Derby de Epsom y Arco de Triunfo) o en Dubai por la Dubai World Cup de 2000.

La Pegasus que se corre en enero en Miami es la más remunerada del mundo (10M de dólares al 1ro) y se corre sobre 2000 metros.

Hablando localmente, se sabe que el Pellegrini se corre en el césped de San Isidro sobre 2400, que el Dardo Rocha es en La Plata sobre 2400 también y que la más importante de Palermo es el República, sobre 2000.

Otra cosa que se podría hacer, es poner (como hice recién) las carreras más importantes de los hipódromos que participan (por países) y ver cuál es la distancia que más prepondera, para favorecer a la mayoría y no alterar demasiado, dejando de lado si somos americanos o europeos (influenciados).

Creo que a esto hay que arreglarlo y la gran solución es no permitir que lo del Hípico de Santiago de Chile del 2019, no ocurra más y nunca se pueda repetir.

Yo pienso para mí, para adentro y me digo…y como soy un turfman…si me toca en el futuro ser nominado…a Monterrico, Perú y al Hípico de Santiago, no voy a participar ni loco (en las condiciones actuales), porque indefectiblemente vuelvo sin caballo.

Hojeen la historia y se darán cuenta de que los errores, con los caballos se pagan y por ahí, nunca más vuelven.

Hay situaciones diferentes y se las comento.

Brujito, aquel tordillo que tenía el Negro Sueldo, fue a Perú con todas las ilusiones y no volvió (es un decir) porque creo que no volvió a ser el caballo que fue.

Sixties Song, se fue nominado a Inglaterra y tardó un año y medio en recuperarse (se salvó porque tenía 3A) y de Chile, corrió con un principio de cólico, fracasó y difícilmente vuelva a ser el caballo que fue.

Sir Winsalot le ganó un 25 de Mayo por 12 cuerpos a Soy Carambolo y nunca más corrió, y el hijo de La Carambola ganó un Pellegrini y estuvo cerca de consagrarse con otro al año siguiente, teniendo 7 años.

No digo que el tordo corrió enchufado, porque no tengo pruebas, pero que alguna ayudita llevaba en el motor…parecería que sí, porque después estuvo más de un año en querer volver y no pudo.

Ahora está de padrillo y podrá demostrar que tenía HP en el motor.

GANADOR DE CHILE

My Primo, el Mastercraftsman del Don Alberto (Heller) es un súper pingo y eso no está en discusión porque ganó como un crack y ya vendido, tendrá su oportunidad para demostrarlo en Estados Unidos.

De los Argentinos solo me queda que Pure Nelson, le ganó a Nicolás y a Sixties Song (para no computarlo, porque no estaba bien).

Y Mastercraftsman, el padre de los 2 primeros, ya estuvo y volverá a padrear en el Firmamento (Argentina) este año.

Como carrera, creo que los chilenos corrieron entre ellos y al resto… los durmieron o los drogaron, porque el resultado del domingo no es la realidad.

Espero que en el futuro todo se equilibre, para el bien de nuestro turf (el Latino también es nuestro).

En la imagen: Ya Primo, en el Latino.

                                                                                                                                                Por: Gustavo Rapetti/gustavorapetticoncordia@hotmail.com

Dejar un comentario