Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Niña muerta tras severos castigos: Disponen prisión preventiva para el padre de la menor

Se trata del hombre de 28 años que había sido detenido tras el fallecimiento de la niña de dos años que ingresó al hospital con marcas de agresiones. Permanecerá en la Unidad Penal Nº1 de la capital entrerriana.

Una niña de dos años que había ingresado al Hospital San Roque con severas lesiones producto de golpizas y torturas, falleció este jueves por la noche. La pequeña había llegado al nosocomio de Paraná con el tabique nasal fracturado, golpes en todo el cuerpo y la cara desfigurada. Presentaba además, lesiones de vieja data, desnutrición y deshidratación.

AGRESIONES CONSTANTES

El fiscal Juan Malvasio confirmó que el padre de la niña, fue detenido e imputado del delito de “Homicidio agravado por el vínculo”, por el que la pena prevista, es la prisión perpetua. Esta tarde se realizó en los tribunales, la audiencia para pedir la prisión preventiva del sujeto detenido y el fiscal, solicitó que sea recluido por 60 días en la Unidad Penal de Paraná, según informó Elonce TV.

“El imputado Cristo, agredía físicamente, de manera constante a su hija y vecinos manifestaron que se escuchaban gritos y llantos. Además, lo sindicaron a Cristo como el autor de las lesiones que presentaba la menor”, mencionó el fiscal durante la audiencia de prisión preventiva.

DATOS DEL ACUSADO

Tras el pedido de Malvasio, el juez Elbio Garzón, accedió a la solicitud y Miguel Ángel Cristo, de 28 años de edad, fue trasladado esta tarde a la cárcel de la capital entrerriana.

Entre las preguntas realizadas por el juez Garzón al sujeto acusado de “Homicidio agravado por el vínculo”, fue si tenía algún vicio, como drogas y alcohol, ante lo que Cristo contestó: “No, dejé todo”. Además, señaló que “cuando era chico, vivía en Chajarí”. Además, dijo que solamente fue a la escuela hasta cuarto grado.

Por otra parte, Garzón fundamentó su resolución de disponer la prisión preventiva por 60 días del imputado en la Unidad Penal Nº1, en que “no tiene arraigo ni domicilio fijo. Además, arriesga una pena de prisión perpetua y ello, constituye un riesgo de fuga”, afirmó.

DATOS DE LA AUTOPSIA

“En el juicio vamos a demostrar los hechos tal cual se le imputa, que es, haberle dado muerte a su propia hija de dos años”, afirmó Malvasio a Elonce TV tras la audiencia y agregó que “si bien no contamos con el informe autópsico completo, la niña presentaba varias lesiones, y desnutrición generalizad, lo que le provocó una falla multiorgánica y derivó en la muerte de la menor a las 22.30 del jueves”, resaltó.

Al respecto, Malvasio sostuvo que “la autopsia va a revelar la crueldad con la que el imputado trató a la niña. Tenemos un informe preliminar, y pudimos observar cómo estaba el cuerpito de la víctima, pero el informe forense va a determinar con certeza la materialidad del injusto”, remarcó.

Por otra parte, el fiscal sostuvo que “se está analizando cuál es la conducta desplegada por la pareja de Cristo y en principio, la pareja imputada es Miguel Ángel Cristo, pero con el devenir de la investigación y la incorporación de evidencia, vamos a establecer cuál es su situación procesal”, resumió Malvasio.

Asimismo, el fiscal anticipó que entre las medias de pruebas que se colectarán, se tomará declaración a “los abuelos de la niña para tomar conocimiento directo de cómo vivía la víctima con el padre” y agregó que “estamos en el inicio de la investigación penal preparatoria y queda mucho por incorporar a la misma”.

INCENDIARON EL AUTO

Por otra parte, el automóvil Renault 19, propiedad de Miguel Ángel Cristo, el hombre acusado de la muerte de su hija de 2 años, quien había sido sometida a golpes y maltratos desde hace un tiempo, quedó totalmente destruido luego de que personas desconocidas le prendieran fuego.

El hecho se registró en calle Miguel Ángel Cordini entre Garrigó e Intendente Blanda, donde el vehículo estaba estacionado.

Elonce TV dialogó con Silvia, una vecina de los Cristo, quien fue una de las primeras en ver a la nena momentos antes de ser trasladada al hospital San Roque, donde unas horas más tarde falleció.

“Ayer (por el jueves) cuando entré la nena se estaba muriendo. Me encontré con un estado terrible. Estaba super desnutrida y deshidratada y tenía quemaduras, según ella hechas con agua caliente pero en el hospital dijeron otra cosa. Estaba agonizando. La tuve en los brazos, estaba muy maltratada”, contó.

La mujer indicó que ingresó a la casa luego de que el padre y la pareja de éste, le fueran a pedir el teléfono para llamar a la policía.

“Ella salió a pedirme el teléfono para llamar a alguien, pero le dije que no tenía crédito. Después salió él a pedirme el número de la comisaría y le dije que llamara al 911 que desde ahí le iban a mandar una ambulancia”, recordó Silvia. “Es lamentable” lo que pasó, remarcó.

Consultada sobre si como vecina no advirtió lo que estaba sucediendo puertas adentro de la casa de los Cristo, la mujer fue categórica: “Cuando estaba en mi casa, no escuchaba lo que hacían porque ellos subían la radio a todo lo que daba y no se sabía si gritaban, lloraban o se reían”.

Por otra parte, remarcó que hasta el pasado mes de agosto, cuando la nena llegó hasta la vivienda de su padre, estuvo al cuidado de sus abuelos paternos. “Ellos la trajeron, después no la vi más hasta Navidad, que salió un ratito a la calle”, señaló Silvia y dio cuenta que la pequeña Nahiara ya evidenciaba signos de no estar en buenas condiciones de salud.

Sobre la relación que tenía con el padre de la nena fallecida, la mujer recordó que “hace dos años se mudaron al barrio”, pero no tenían mucho diálogo, “era saludarse y nada más, cuando los veía porque ni afuera salían”. Y mencionó que Cristo como vecino “dejaba mucho que desear” porque “no respetaba los horarios de descanso y ponía música a cualquier hora”.

Finalmente, y luego de que incendiaran el auto de Cristo, Silvia dijo que tiene temor porque “desde anoche andan amenazando que le van a prender fuego la casa y yo estoy al lado. Incluso algunos vecinos me hacen cargo a mí de lo que pasó y yo no tengo nada que ver”.

Dejar un comentario