Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

La falta de ventas obliga a cerrar locales en las galerías y paseos comerciales

En el año 2015 fueron furor en la ciudad y como desarrollo inmobiliario se levantaron superficies cubiertas acondicionado locales destinados a la venta de indumentaria.

Las galerías se convirtieron en paseos comerciales ubicados en calle Entre Ríos al 500, ahora la crisis golpea a los comerciantes, la recesión y la falta de ventas hacen que todos los días se cierre un local.

“No entra gente, no se vende. De 30 locales de esta galería hay solo 7 que quedan abiertos, hoy (por ayer) de mañana cerró un muchacho y hay días que abrís y no entra nadie”, cuentan Miguel y su esposa.

Ellos piensan si van a continuar. Se dan otra oportunidad hasta mediados de febrero y, luego, van a decidir cuál será el futuro de su negocio de ropa para mujer. “Tengo capital y si cierro voy a empezar a vender por mi cuenta a conocidos”, dijo Miguel.

Aseguran que ver los locales cerrados en el medio de la galería impide a los clientes ingresar, “solo están abiertos los locales de adelante, como la gente ve que hay locales cerrados ni se molestan en entrar”, sostuvo.

En este caso a diferencia de otros negocios del centro de Concordia, bajar las persianas es independiente al precio de los alquileres, “cerramos porque no se vende, no hay ventas”, dicen los comerciantes.

En las galerías céntricas los locales tienen costos de 5.000 y 3.000 pesos, dependiendo de la ubicación, en este momento lo más próximos a la calle son los más caros. “La últimas ventas que tuvimos fueron para las fiestas, ahora no sabemos si seguir; hoy (por ayer) no entró nadie, solo ustedes y así son todos los días”, lamentaron.

“NO PUEDO MÁS”

Paula está en la galería contigua y tiene la suerte de estar en el ingreso del lugar. La situación es mucho peor, de 22 locales iniciales hoy quedan muy pocos abiertos.

“Es un desastre, estamos viviendo una realidad de no poder más, soy dueña, no me quedan más ideas para seguir y a la ropa hay que regalarla solo para mantener el local, ya no se sacan ganancias, no se puede vivir de esto y si querés seguir tenés que tener otro trabajo para mantener el local, es desesperante”, nos cuenta.

Su contrato vence en el próximo mes de agosto y como van las proyecciones no cree poder lograr la renovación, “hace un mes quedé sin empleo; ahora no hay ventas, hace cuatro días que no vendemos nada, hay mucha gente que no abre porque no venden, si venís al centro ya estas gastando, perdemos plata pagamos luz, limpieza y el alquiler, no podemos más”, se lamenta.

Todos los días los comerciantes tienen el desafío de lograr ingresos solo para permanecer, de continuar esta situación las galerías que ampliaban la oferta comercial de la ciudad, pasaran a ser espacios abandonados a tener los carteles de alquiler de las inmobiliarias. 

Deja un Comentario