Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Elevan a 58 el número de muertos tras la rotura de una presa minera en Brasil

El balance final de víctimas podría ser mucho más elevado, dado que en el momento de la rotura del dique minero en Brumadinho, en el estado de Minas Gerais, había en el lugar unos 300 funcionarios.

El número de víctimas mortales tras la rotura de una presa del gigante minero Vale en Brasil llegó hasta 58, informaron este sábado los bomberos, quienes se afanan para buscar más supervivientes en medio de la lluvia.

Una de las represas de Vale, en una mina de hierro en la jurisdicción de Brumadinho, municipio de Minas Gerais (sudeste), se rompió el viernes y un río con residuos minerales y lodo sepultó las instalaciones de la empresa y diversas viviendas en áreas rurales.

Un total de 84 personas no consiguen regresar a sus hogares y 23 han sigo ingresadas en hospitales, de acuerdo con las mismas fuentes.

Decenas de equipos trabajan a contrarreloj en la región para rescatar a los desaparecidos, que ya suman 305, aunque no se sabe cuántos de ellos permanecen con vida, por lo que las labores pueden arrastrarse durante varias semanas.

Mientras tanto, familiares de los trabajadores de Vale y de personas que vivían en la región y se encuentran en paradero desconocido se concentran en un centro de emergencia de campaña para buscar información de sus seres queridos.

El Gobierno brasileño creó un gabinete de crisis y el presidente Jair Bolsonaro sobrevoló este sábado la zona afectada en helicóptero.

En las redes sociales dijo que su Gobierno «hará todo lo que esté a su alcance» para «pedir justicia» y «prevenir nuevas tragedias» como esta o la ocurrida hace tres años en una mina de Samarco, controlada por Vale y BHP, y en la que murieron 19 personas.

Bolsonaro confirmó también que aceptó la ayuda ofrecida por el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, quien enviará en las próximas horas una misión especial para colaborar en las labores de rescate.

El Gobierno de Minas Gerais (sudeste) ha decretado el estado de calamidad pública en Brumadinho, localidad situada a unos 4 kilómetros del gran museo a cielo abierto de Inhotim, el cual recibe diariamente la visita de decenas de turistas de diversas partes del mundo.

Hasta ahora se ignora la causa del accidente. Según el presidente de Vale, la represa no era usada desde hacía tres años y había sido verificada regularmente.

Según la web de noticias G1, la justicia de Minas Gerais decretó el bloqueo de cuentas bancarias de la compañía por un valor de 1.000 millones de reales (USD 270 millones) que serían usados para resarcir a las víctimas.

El siniestro rememoró la rotura en noviembre del 2015 de la represa de Mariana, a 125 km de distancia, que dejó 19 muertos y generó una corriente de residuos que contaminó tierras y ríos en dos estados brasileños a lo largo del río Doce. Esa represa pertenecía a Samarco, una empresa controlada por Vale y la anglo-australiana BHP Billiton.

«Es increíble: tres años y dos meses después de Mariana, otro accidente en la misma región y con las mismas características. Podemos decir que no hubo ningún avance respecto a las medidas de gobierno ni a prácticas empresariales. Y, en lugar de eso, volvemos a discutir las licencias automáticas de obras», dijo a la agencia AFP el director de campaña de Greenpeace Brasil, Nilo D’Avila.

D’Avila se refería a los planes de agilización de proyectos relacionados con el medio ambiente, impulsados por el presidente Jair Bolsonaro y su ministro de Economía, el ultraliberal Paulo Guedes.

El ingeniero civil y experto en diques Dickran Berberian dijo a la AFP que lo ocurrido es «una tragedia anunciada», pues ese dique «ya había dado señales en el pasado de un pequeño derrame».

«Puede ser que haya mil justificaciones, pero no se justifica. No veo, como técnico, ningún problema imprevisible. No tenemos terremotos, huracanes, volcanes ni nada que pudiera provocar eso. Todo debería haber sido calculado y recalculado», afirmó.

Deja un Comentario