Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Ante la bajante del río, comenzó el operativo retorno de las familias afectadas por la creciente

Este sábado por la mañana numerosas familias que en su momento tuvieron que abandonar sus domicilios, emprendían el retorno con la movilidad que tenían a mano para cargar sus pertenencias. Mucha gente que vive en el Barrio Puerto, en las inmediaciones de Carriego y calles aledañas, si bien el agua todavía cubría las mismas, en el interior de las casas ya les había dado un respiro.

En este sentido, Juan Antonio Almirón, quien en estos días se las tuvo que arreglar junto a su familia en un vagón del ferrocarril, le dijo a cronistas de EL SOL que “nos vamos porque bajó lindo el río y nos dijeron que están por mover los vagones que están acá en carriego y la vía, menos mal que nosotros podemos volver a nuestros domicilios pero todavía hay mucha mugre y mucha humedad adentro”, afirmó.

“Yo vivo en Carriego y Lamadrid, ya estoy acostumbrado que me corra el agua -dijo y recordó- hace 25 años que vivo ahí con mi familia y ya estamos acostumbrado a que el agua nos corra. Esta vez lamentablemente por Carriego había un solo baño para tanta gente que estábamos acá y el presidente del barrio que es el señor Benítez nunca apareció a preguntarnos si necesitábamos algo”, rezongó.

Almirón puntualizó que “en los vagones que estaban sobre Carriego había unas doscientas personas inundadas, nadie se calentó por nosotros a ver si nos hacía falta algo, nos trajeron para acá y nos dejaron tirados y encima el calor era algo insoportable y con los mosquitos de noche no se podía estar”.

Con respecto a la comida Almirón aseguró que “nosotros teníamos que comer porque era la iglesia la que se encargaba de nosotros, pero a la mañana hacíamos una vaquita para juntar para el mediodía”.  

Deja un Comentario