Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Superliga: River perdió ante Defensa y Justicia en el Monumental

River perdió ante Defensa y Justicia que se anima a soñar. El equipo de Beccacece ganó 1-0 en el Monumental y quedó a tres de la cima. Los de Gallardo siguen a 17.

En el Monumental, en la noche que River volvió a jugar en el país luego de la obtención de la Copa Libertadores de América ante Boca en el Santiago Bernabéu de Madrid, Defensa y Justicia, el laborioso y humilde equipo de Florencio Varela, le ganó 1-0 con autoridad a los dirigidos por Marcelo Gallardo, en un duelo pendiente de la fecha 8, quedó a 3 puntos del líder Racing y se recibió de candidato principal para pelearle la Superliga a la Academia. Sí, Defensa se anima con buen fútbol y valentía.

Esas dos ausencias de peso, la de Jonatan Maidana y la de Gonzalo Martínez, se van a sentir demasiado en River. Habrá que ver hasta cuándo dura ese duelo, a mitad de camino entre la nostalgia y el agradecimiento. En la cancha siempre faltará el Pity, un futbolista único por su capacidad de desequilibrio. Y el apuntado por Gallardo para suplirlo, y mimado por todo River, es Juan Fernando Quintero. La clave (lo complejo de resolver en el presente inmediato) será encontrarle el lugar en el campo de juego. La primera prueba, ante Defensa y Justicia, dejó esa gran incógnita: ¿dónde tiene que pararse Juanfer?

Sabido es que a Gallardo le gusta ocupar el ancho de la mitad de la cancha. Y no juega con enganche el Muñeco, muy a pesar de que él fue un enganche clásico. No confía en las bondades de un conductor el técnico de River porque cree que la conducción del equipo es una construcción colectiva. Puede conducir Javier Pinola desde el fondo, Enzo Pérez desde el centro o Juanfer desde la derecha. Ahí jugó el colombiano, uno de los más ovacionados en la previa del Monumental. Se paró casi como un extremo por derecha Quintero y en 20 minutos había participado poco y nada del partido.

Conviene decirlo: Defensa y Justicia viene trabajando el duelo ante River desde el año pasado. Y la planificación de Sebastián Beccacece fue perfecta. El elenco de Varela tuvo intensidad para recuperar en la zona media y se replegó de manera inteligente. Con el correr de los minutos se soltó. Se convenció de que podía dar el golpe y empezó a sumar gente en ataque. Tuvo dos claras el atrevido Nicolás Fernández. A los 23 minutos Matías Rojas, de tiro libre y con colaboración de Franco Armani, puso el 1-0. Era una sorpresa a medias.

River no encontró los caminos y ahí faltó el Pity, el cambio de ritmo, la falta al borde del área, la gambeta, el remate distante. Movió la pelota de un lado a otro River sin hallar el hueco para meter el pase filtrado. Entonces Juanfer se salió del libreto y se fue a jugar cerca de Gonzalo Montiel, en ese sector que tanto le gusta pero que enoja a Gallardo. El local mejoró, aunque no inquietó. En el final Rafael Santos Borré erró un mano a mano imposible, en una jugada que se había iniciado con un pase de Quintero parado como enganche.

En la segunda parte el local tampoco pudo. Ni los cambios de Gallardo dieron resultados. Se plantó unos cuantos metros más atrás la visita y le dio la pelota a River. Beccacece entendió que su equipo no corría peligro porque a River le faltaba la gambeta, el último pase, lo distinto. A River le quedó incómodo el juego y los futbolistas se cansaron rápido. Todo el peso del último mes de 2018 se notó en el campo.

No hubo reproches en el Monumental, pese a que River con la caída se despide temprano de la Superliga. La resaca apareció y en las tribunas se cantó mucho por Boca y la Copa Libertadores. Ajeno a todo eso Defensa pegó fuerte y escribió su nombre con letra firme en la historia. ¿Se caerá en algún momento Defensa? Nadie sabe. Mientras tanto, sueña con los ojos abiertos y los pies sobre la tierra.

Deja un Comentario