Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Denuncia que se apropiaron de su nieta recién nacida hace más de 20 años

El hecho habría ocurrido en el Hospital Felipe Heras, cuando una joven discapacitada dio a luz a una beba.

El Sol tuvo acceso a la increíble historia de Rosalía Trupiano, una abuela que denuncia que en el hospital Felipe Heras se apropiaron de su nieta cuando su hija sordomuda dio a luz hace más de 20 años. En la maniobra estuvieron implicados un conocido abogado penalista y una enfermera a la que calificaron como muy influyente. Contó que la hicieron firmar unos papeles cuando ella no sabía leer ni escribir y no denunció el caso en ese entonces por temor a las represalias del profesional del derecho.

“Ahora paso el tiempo y antes de morirme quiero saber qué paso con mi nieta. Mis hijos me animan a denunciar el caso, porque a mi nieta se la llevaron, se la arrancaron a mi hija, porque ella era discapacitada mental y además era sordomuda”, dijo Rosalía al iniciar la charla con El Sol.

“Mi nieta puede llegar a tener alrededor de 22 años. Mi hija se llamaba María Isabel Fernández y ella dio a luz en el mes de julio de 1997. Ese día fuimos al hospital Felipe Heras, ahí Isabel tenía a su hijita recién nacida en los brazos, se comunicaba en lengua de señas y nos decía que la bebé era linda, que la quería mucho. Después le dio el pecho y una enfermera me llamó, me llevó aparte a una habitación, allí estaba este famoso abogado, una enfermera que manejaba todo y todo el mundo le hacía caso: era rubia y yo no supe su nombre. Me preguntó ¿qué pensas hacer con la chiquita porque tu hija no puede criarla”. Les dije que me las llevo para casa y ella señaló para qué vas a llevarla, si la madre y vos no la pueden cuidar. Ustedes son de bajos recursos y la madre es discapacitada y no puede ni ella valerse. Interviene el abogado y me dice tenés que darle la nena, ella va a saber cuidarla. Vos firmá este papel, que no va pasar a nada. Le dije que no sabía leer ni escribir, y sigo siendo analfabeta, con mis 74 años. Finalmente firmé el papel porque ellos decían que la iban a ayudar, después a la media hora vino una enfermera y se la llevó a la bebé; desde es día nunca más la vimos”, dijo Rosalía en su relato digno de una novela de horror.

“Isabel cuando se la sacaron empezó a llorar y estaba desesperada porque le habían sacado a la nena. La sedaron y la mandaron a sala 8, ella era agresiva y tenía un tratamiento de por vida. Después la internaron en esa sala para sacársela de encima, yo quería verla a la bebé y ellos nos decían que no éramos aptas para tenerla porque éramos pobres”.

Consultada por El Sol porqué no denunciaron el caso en ese momento y  lo hacen ahora, después de más de 20 años, respondió: “Estábamos muy tristes por el dolor; somos ignorantes y el abogado nos daba mucho miedo. Ahora quiero verla, porque sueño con esa criatura y la pienso todos los días. Isabel murió de cáncer en el 2005 y creo que ella murió de tristeza porque nos arrancaron a la nena”, expresó.

SIN ARCHIVOS NI ANTECEDENTES

Rosalía y sus otros hijos trataron de encontrarla infructuosamente, ya que no hay registros de ese parto. “Ahora quiero encontrarla, antes de que me muera quiero justicia. La nena fue anotada como Lucía Fernández en el hospital, pero en el Registro Civil no hay ni un dato de nada, de acuerdo con lo que averiguaron mis hijos. La bebé tenía la cinta en la manito con el nombre de Lucia Fernández y en los archivos del hospital, según averiguamos tres años después, nos dijeron que no habían anotado a ninguna persona con ese nombre, después nos dicen que cuando se mudó el Hospital al Masvernat no quedo ningún archivo.”

Rosalía y su hijo Ángel luego de efectuar la denuncia en diario El Sol adelantaron que concurrirán a Tribunales para exponer el caso y solicitaran una investigación. Además confirmaron que recibieron información reservada sobre las personas involucradas tanto del profesional del derecho penal de causas resonantes,  como de la “influyente” enfermera, dirigente política y mandamás en el hospital Heras por esos años.

Imagen: Rosalía Trupiano junto a su hijo. Al costado, su hija, María Isabel Fernández.

1 Comment

    • bruno alberto rojas
      11 enero, 2019

      Normal en el hospital heras cantos casos como ese habra en la lists de esos personajes por que no dan el nombre de el abogado y la enfermera que hicieron el robo de la bebe

      Reply

Dejar un comentario